Intolerancia a la fructosa

Intolerancia a la fructosa. Tratamiento dietético de la intolerancia a la fructosa.


La intolerancia a la fructosa es la incapacidad para metabolizar la fructosa y se produce por un déficit de la enzima fructosa 1-6 fosfato o aldolasa B.

Intolerancia a la fructosa

La fructosa se encuentra de forma natural en las frutas y la miel y forma parte de la estructura molecular de la sacarosa: la sacarosa está formada por fructosa.

La intolerancia a la fructosa puede ser una enfermedad leve o grave.

intolerancia fructosa

Causas de intolerancia a la fructosa

La causa principal es el déficit de la enzima aldolasa B. Esta enzima cataliza la conversión de fructosa 1-P a gliceraldehído y dihidrooxiacetona fosfato. Al no estar presente la aldolasa B se acumula fructosa 1-P, que produce toxicidad hepática.

La aldolasa B interviene en el metabolismo de la fructosa por lo que carencias y déficits de esta enzima conducen a la intolerancia a la fructosa.

Cuando el paciente ingiere fructosa se producen cambios complejos en su cuerpo: el cuerpo no puede utilizarla, el azúcar en sangre disminuye y se acumulan sustancias peligrosas en el hígado.

metabolismo fructosa

La intolerancia a la fructosa hereditaria se produce cuando ambos progenitores poseen un gen anormal de aldolasa B: en ese caso cada hijo tiene un 25% de probabilidades de ser afectado por intolerancia a la fructosa.

La intolerancia a la fructosa no es muy común y se calcula afecta hasta a 1 de cada 20 mil personas.

Tratamiento dietético de la intolerancia a la fructosa

Antes de seguir una dieta sin fructosa es imprescindible haber sido diagnosticado de intolerancia a la fructosa.

El único tratamiento eficaz para tratar la intolerancia a la fructosa es la eliminación completa de fructosa de la dieta

El tratamiento dietético puede ser complejo ya que otros azúcares producen fructosa al ser metabolizados:

La sacarosa, azúcar común o azúcar blanquilla es un disacárido compuesto por glucosa y fructosa.
En su metabolismo, se rompe en ambas moléculas, siendo la glucosa digerida normalmente. Pero los intolerantes a la fructosa tampoco pueden digerir la fructosa de la sacarosa, por lo que a los intolerantes a la fructosala ingestión de sacarosa también les produce intolerancia.

sacarosa

La sacarosa al ser metabolizada resulta en glucosa + fructosa

El sorbitol E-420 es un edulcorante artificial de cuyo metabolismo también se produce fructosa, por eso los pacientes con intolerancia a la fructosa no deben tomar sorbitol E-420.

Los pacientes con intolerancia a la fructosa deben evitar el consumo de sacarosa -azúcar común, azúcar blanquilla, azúcar moreno, azúcar de caña o azúcar de remolacha-
y de sorbitol -edulcorante acalórico-

El estado previo del paciente y su sistema digestivo determinará la flexibilidad de la dieta:
Las personas que padecen desde hace tiempo problemas digestivos y han sido diagnosticadas de forma tardía requieren acciones rápidas y drásticas para detener la intolerancia y recuperar la capacidad digestiva normal. Las diarreas frecuentes producen pérdida de agua, electrolitos, minerales y vitaminas que pueden agravar el estado de salud a corto y medio plazo.

Es importante no usar durante el tratamiento dietético fármacos antiácidos ya que enmascaran el efecto de la dieta y evita que puedan identificarse los alimentos que producen menor o mayor tolerancia. Además, está completamente desaconsejado el uso de fármacos antiácidos durante largos períodos de tiempo, ya que modifican y reducen la absorción de nutrientes.

alimentos sin fructosa

Recomendaciones para mejorar la tolerancia a la fructosa

  1. Los alimentos de origen animal no contienen fructosa si no han sido preparados: carnes, pescados, huevos, leche.
  2. La capacidad de absorción de la fructosa mejora cuando se ingiere con glucosa, lo que suele suponer una buena alternativa al azúcar común.
  3. Limita la ingesta de productos con mayor cantidad de fructosa que de glucosa, o que contengan fructosa y sorbitol: manzanas, peras, ciruelas, cerezas, melocotones, zumos de fruta comercial, algunos dulces, chicles y golosinas.
  4. Prueba a tomar una pequeña cantidad de alimentos que contengan fructosa repartidos a lo largo del día, tomando un máximo de 2-3 piezas al día.
  5. Las patatas viejas contienen menos fructosa que las nuevas.
  6. La cocción de verduras y frutas permite eliminar gran parte de la fructosa en el agua de cocción.
  7. Algunos medicamentos y jarabes llevan fructosa y/o sorbitol: consulta con tu médico las alternativas.

Complicaciones de la intolerancia a la fructosa

Las complicaciones más frecuentes a corto plazo incluyen hipoglucemia y enfermedad debido al consumo de alimentos con fructosa. A medio plazo es frecuente observar aumento de ácido úrico en sangre y gota. Las complicaciones pueden conducir a insuficiencia hepática y en casos graves, a la muerte.

 


Tablas de composición de alimentos

Precio: EUR 40,52
Precio recomendado: EUR 42,65

 


 

Compartelo con tus amig@s:
hipertensión arterial

Hipertensión arterial y colesterol


Hipertensión arterial y colesterol

La hipertensión arterial es una de las causas de muerte más importantes en el mundo moderno.

La presión arterial es la fuerza o tensión que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. El corazón actúa como el generador de la fuerza y los vasos sanguíneos como los receptores de esa fuerza, adaptándose a ella gracias a las fibras musculares que poseen en sus paredes. Con los años se pierde parte de este poder de adaptación y flexibilidad, hecho que puede acrecentarse con otros factores como niveles altos de colesterol.

hipertensión y colesterol

Hipertensión arterial: ¿Qué es?

Los valores normal y óptimos en mm de Hg (milímetros de mercurio) son:

  • Óptima <120 sistólica y <80 diastólica
  • Normal 120-129 sistólica y de 80-84 diastólica

Se considera hipertensión con cifras superiores a 140/90 mm Hg o:

  • Normal-Alta 130-139 sistólica y 85-89 diastólica
  • Alta-Hipertensión >140 sistólica y >90 diastólica

Hipertensión arterial: ¿Qué produce?

  1. La presión elevada hace que los vasos sanguíneos se endurezcan por la acumulación de placas de calcio.
  2. El corazón aumenta su trabajo y tamaño, lo que puede conducir a insuficiencia cardíaca y riesgo de infarto.
  3. La presión alta y contínua en el riñón produce daños en su función e insuficiencia renal.
  4. En el cerebro pueden producirse roturas de capilares sanguíneos dando lugar a hemorragias cerebrales que pueden llegar a ser extremadamente graves.

En general es una enfermedad sin síntomas, lo que la hace más grave.

Hipertensión arterial y factores de riesgo

Existen factores de riesgo asociados a la hipertensión. El contar con uno o más de ellos aumenta la probabilidad de sufrirla. Pueden clasificarse en factores externos y no modificables y factores de riesgo asociados

Factores externos no modificables:
  • Genéticos: mayor riesgo de hipertensión con progenitores hipertensos
  • Edad: A mayor edad, mayor riesgo de hipertensión
  • Raza: Los individuos de raza negra tienen mayor probabilidad y peor pronóstico
  • Sexo: Predomina a partir de 55 años en los varones, y tras la menopausia en las mujeres
Factores de riesgo asociados:
  • Colesterol elevado: aumenta el riesgo de accidente cerebro-vascular y cardíaco
  • Sobrepeso: El sobrepeso aumenta el riesgo de sufrir hipertensión: come bien o mejor.
  • Tabaco: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Sal: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Sedentarismo: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Café: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Estrés: Aumenta el riesgo de hipertensión

¿Soy hipertenso?

Acude al médico, el es quien puede diagnosticar la hipertensión.

Si posees algún aparato fiable de medición y en buen estado, sigue las instrucciones del fabricante y:

Toma la medición durante varios días seguidos, sentado y relajado. La ropa no debe oprimir el brazo y debe estar a ser posible con la vejiga urinaria vacía.

No se debe haber comido, bebido, fumado, ni haber hecho ejercicio en los últimos 30 minutos anteriores.

Si en estas condiciones las cifras superan 140 y/o 90 mm Hg consulta con tu médico.

El Colesterol

Es una grasa imprescindible en el cuerpo humano, forma parte de cada una de nuestras células e interviene en la formación de vitaminas y hormonas.

Procede tanto de nuestra alimentación, como del hígado, en donde se puede fabricar, y circula por la sangre transportado por unas sustancias transportadoras especiales denominadas “lipoproteínas”.

colesterol bueno y malo

El colesterol viaja por la sangre en dos lipoproteínas diferentes y que dan nombre al colesterol:

  1. LDL -Low Density Lipoprotein o lipoproteína de baja densidad- o colesterol malo, porque se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos, elevando el riesgo de sufrir hipertensión arterial y todos los problemas ya enumerados.
  2. HDL -High Density Lipoprotein o lipoproteínas de alta densidad- o colesterol bueno, no se deposita y actúa eliminando el exceso depositado llevándolo al hígado en donde se metaboliza y se destruye.

Hipercolesterolemia: ¿Qué es?

Es un nivel elevado, excesivo de colesterol en la sangre. Se muestran los valores de colesterol sanguíneo deseables -en mg/dl-

  • Colesterol total deseable: <200 y LDL colesterol: <130
  • Colesterol total límite: 200-239 y LDL colesterol: 130-159
  • Colesterol total alto: >240 y LDL colesterol alto: >160

Las causas de la hipercolesterolemia son múltiples y suelen están relacionadas entre sí:

  • Alimentación inadecuada, rica en grasas animales
  • Problemas de metabolismo o fabricación y destrucción del colesterol en el hígado
  • Enfermedades: hereditarias, renales, diabetes…
  • Medicamentos
  • Hipercolesterolemia familiar

Además existen ciertos factores que facilitan el desarrollo de la enfermedad:

  • Obesidad
  • Ser hombre
  • Tabaco

Tan importante es tener un nivel bajo de LDL colesterol, como tener un nivel alto de HDL, ya que como hemos visto, actúa contrarrestando la acción del colesterol LDL.

Por eso resulta muy importante que además de una dieta para hipercolesterolemia se incluyan alimentos que aumenten el colesterol HDL, como alimentos ricos en grasas poliinsaturadas.

La población hipertensa tiene mayor probabilidad de desarrollar elevados niveles de colesterol. Por ello debe

  1. Controlar su peso
  2. Practicar ejercicio físico moderado
  3. Moderar o restringir el consumo de sal, grasas saturadas -embutidos, mantequilla…-, alcohol y tabaco
  4. Aumentar el consumo de verduras, frutas, hortalizas, pescado azul, aceite de oliva e hidratos de carbono complejos -pan, pasta, arroz…- y preferiblemente integrales.

Tratamiento herbomedicinal

El Espino blanco Crataegus laevigata puede reducir la resistencia vascular según se ha demostrado en algunos estudios. Cuando se usa en combinación con fármacos antihipertensivos puede ocasionar reducciones adicionales de la presión arterial.

Los sujetos hipertensos no deben consumir Espino blanco sin supervisión y deberán ser vigilados con frecuentes monitorizaciones de su presión arterial.


Tablas de composición de alimentos

Precio: EUR 40,52
Precio recomendado: EUR 42,65

 

Compartelo con tus amig@s:
fibromialgia

Fibromialgia y alimentación. Tratamiento Dietético de la Fibromialgia.


La fibromialgia es un síndrome de causa aún desconocida caracterizado por el dolor crónico de los músculos de los tejidos que conectan los huesos y de los tejidos fibrosos -ligamentos y tendones-.

Va acompañada de un agotamiento generalizado que a diferencia de la artritis no ocasiona hinchazón de las articulaciones.

La fibromialgia es una de las enfermedades más desconocidas y no fue hasta 1992 que la Organización Mundial de la Salud OMS la reconoció como patología.

Es por esto que hay pocos estudios científicos que estudien sus causas y tratamiento y por lo tanto, elaborar una guía dietética eficaz basada en la evidencia sigue siendo difícil.

Fibromialgia y alimentación

Síntomas de la Fibromialgia

Es más frecuente en mujeres y cursa con síntomas que varían desde agotamiento generalizado a dolor en las articulaciones y dolor muscular.

Junto a estos se pueden presentar otros síntomas como la rigidez o anquilosamiento, dolores de cabeza y cara, trastornos del sueño, dificultad para concentrarse, trastornos digestivos -dolor abdominal, meteorismo, estreñimiento, diarrea-, problemas genitourinarios, parestesia -hormigueo y entumecimiento en manos y pies-, falta de equilibrio, trastornos en las piernas – “síndrome de las piernas inquietas”-, hipersensibilidad a la luz, sonidos y olores, alteraciones en la piel -sequedad, manchas, purito-, depresión y ansiedad, problemas de memoria

Los síntomas de la fibromialgia se parecen a los de otras enfermedades como el lupus sistémico, polimialgia reumática, miositis, polimiositis, daño neurológico ocasionado por la diabetes, enfermedades de la tiroides, tendinitis, bursitis, síndrome de agotamiento crónico y otros. Es imprescindible descartar éstas antes de una diagnosis de fibromialgia.

El cansancio y el malestar general, el dolor y la ansiedad que padece de forma crónica el enfermo de fibromialgia afecta en su totalidad a su vida cotidiana y por lo tanto, afecta también a sus hábitos alimentarios que se suelen ver alterados.

Pueden aparecer graves desequilibrios nutricionales y la aparición de obesidad por la falta de ejercicio físico y mal reparto de las calorías.
fibromialgia

Diagnóstico de la Fibromialgia

No se puede diagnosticar a través de las pruebas de laboratorio.
Los pacientes que la sufren se realizan radiografías, analíticas de sangre y biopsias musculares y sus resultados siempre suelen estar dentro de la normalidad.
Los pacientes con fibromialgia suelen presentar un aspecto saludable, lo que dificulta su valoración.

Sólo el estudio detallado de sus músculos indicará las zonas extremadamente sensibles al tacto llamadas puntos hipersensibles.

Tratamiento dietético de la Fibromialgia

Es un hecho demostrado que los hábitos alimentarios pueden estar implicados en el origen de algunas enfermedades como las cardiovasculares, la obesidad, la diabetes y determinados tipos de cáncer.

Una alimentación equilibrada aportará la energía, las vitaminas y los minerales imprescindibles para mejorar la calidad de vida del enfermo y evitar la aparición de complicaciones por carencias o excesos.

Una dieta rica en frutas, vegetales y legumbres, pobre en grasas y proteínas de origen animal, rica en potasio, zinc, silicio y selenio puede ayudar a mantener los músculos y los tendones en buen estado y disminuir la sensación de dolor.

Los enfermos de fibromialgia deben aportar una ingesta suficiente de calcio a través de la alimentación ya que una baja concentración de este en sangre es responsable de la aparición de espasmos musculares.

El magnesio interviene en el proceso de la contracción muscular y su carencia provoca estremecimientos musculares y calambres además de apatía y debilidad.

Es frecuente incluir en el tratamiento suplementos de vitaminas antioxidantes como la vitamina A, C y E para combatir el estrés y reforzar el sistema inmune.

Alimentos recomendados en la Fibromialgia

Alimentos Alcalinizantes

  • Ricos en potasio, calcio, magnesio y sodio: lechuga, las endibias, la escarola, el perejil, el plátano, el mijo, las almendras, el maíz o las castañas.
  • Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3: pescados azules, aceite de linaza, de cánola, de nuez, de soja, de germen de trigo y de avellana.
  • Ricos en antioxidantes, calcio y ácidos grasos omega 3: frutas frescas, frutos secos y semillas, manzana, pera, almendras, avellanas, sésamo, etc. Contrariamente a lo que se piensa, las frutas ácidas –el limón, por ejemplo- no suelen ser acidificantes, ya que su digestión deja como residuos minerales alcalinos.
  • Ricas en calcio, vitamina C, ácido fólico y betacarotenos: Verduras y hortalizas: zanahoria, cebolla, apio, col, etc.
  • Ricos en selenio, vitaminas del grupo B y fibra: Cereales integrales: trigo, avena, centeno, etc.
  • Ricas en calcio, magnesio y otros oligoelementos que facilitan su la absorción: Algas (bajo estricta supervisión)

Alimentos desaconsejados en la Fibromialgia

Alimentos Acidificantes

  • Ricos en fósforo, azufre y cloro. Entre los más destacados están los que contienen aditivos y edulcorantes, las harinas refinadas, las conservas, etc.
  • Alimentos ricos en oxalatos: espinacas, acelgas, remolachas, etc.
  • Alimentos ricos en grasas saturadas: carnes grasas, embutidos, mantequilla, lácteos enteros, etc.
  • Ricos en purinas: vísceras, carnes rojas y mariscos.
  • Vegetales solonáceos -contienen solanina, una toxina que actúa sobre los enzimas formadores de los músculos aumentando la inflamación y causando dolor-: tomate, patata, pimiento, berenjena, etc.
  • El alcohol, la cafeína, la sal y los azúcares refinados.

Cuando hay acidosis por el abuso de estos alimentos aparecen síntomas como la falta crónica de energía, sabor agrio y viscoso al despertar, propensión a la fatiga y el frío, mayor tendencia a la depresión, encías inflamadas y sensibles, caries, cabello sin brillo y su caída, piel seca y agrietada, uñas frágiles y quebradizas, calambres y espasmos musculares, problemas osteoarticulares, aumento en el depósito de cristales en las articulaciones y su inflamación, propensión a sufrir infecciones y músculos doloridos.

Cómo llevar una alimentación saludable

  • Fraccionar la ingesta diaria en 4 o 5 comidas para un buen reparto de las calorías.
  • No saltarse ninguna comida ni “picar” entre horas.
  • Comer en un ambiente relajado, sin prisas.
  • Aumentar el aporte de fibra alimentaria a través del consumo de un mínimo de 5 raciones diarias de verduras y frutas. No abusar de los alimentos más flatulentos en caso de meteorismo: legumbres, col, coliflor, coles de bruselas, alcachofas, nabos, cebolla y manzana cruda, melón, sandía, chocolate, frutos secos y setas.
  • Optar por carnes blancas (pollo, pavo, conejo) y pescados (mínimo dos veces a la semana pescado azul) frente al abuso de las carnes rojas o muy grasas.
  • Utilizar cocciones ligeras como el horno, la plancha, el vapor, el papillote o el hervido y limitar las más grasas (fritos, rebozados, empanados) a ocasiones especiales.
  • Reducir el aporte de azúcares refinados presentes en caramelos, pasteles, azúcar de mesa, bebidas azucaradas, etc. y aumentar el consumo de los azúcares complejos presentes en los cereales, legumbres y patatas.
  • Utiliza como fuente principal de grasas el aceite de oliva virgen.
  • Bebe suficientes líquidos (alrededor de 2 litros diarios).
  • No consumas alcohol.
  • Mantente en un peso adecuado.
  • Realizar ejercicio físico moderado y adaptado a tus características personales

Vivir mejor con Fibromialgia

Estos son algunos consejos que pueden ayudar:

  • Duerme mucho
  • Haz todo el ejercicio que puedas. Si el dolor no te permite hacer ejercicio, mantente todo lo activo/a que puedas.
  • Haz ajustes en el trabajo para adaptarte a la fibromialgia. Reduce la jornada o cambia de trabajo.
  • Sigue una dieta equilibrada, variada y nutritiva.
  • Consulta con tu médico las formas de reducir el dolor.
  • Busca apoyo emocional con amigos y familiares o apoyo profesional con un psicólogo.
  • Lleva un diario de comidas durante una semana cada cierto tiempo -cuando te resulte más cómodo- y registra todos y cada uno de los alimentos, bebidas, especies, etc que consumas, junto a las sensaciones dolorosas que padezcas o tu estado de ánimo.

 

Compartelo con tus amig@s:
Anemia Ferropénica

Anemia Ferropénica: cómo tratarla. Consejos para tratar la anemia


Anemia Ferropénica

La anemia ferropénica es un tipo de anemia en la que produce una carencia de glóbulos rojos o una capacidad reducida de estos para transportar oxígeno, generalmente a causa de una deficiencia continuada de hierro alimentario.

Los síntomas de la anemia ferropénica incluyen debilidad, fatiga, disminución del apetito, vértigo, mareos, taquicardia, dificultades para respirar con normalidad, uñas quebradizas, palidez en la piel…

En este artículo os mostramos cómo mantener normal vuestro nivel de hierro con alimentos típicos, sin suplementos ni fármacos, que por otro lado suelen causar un gran malestar abdominal y digestivo.
O cómo mejorar la absorción del hierro contenido en alimentos.

Si además eres chica, te aconsejamos enormemente que leas esta entrada y la compartas con tus amigas.

Siguiendo simples consejos no tendrás el hierro bajo o anemia nunca más.

anemia

Muestra de sangre normal y sangre con anemia, vista al microscopio óptico.

Cómo tratar la anemia ferropénica

Hierro en alimentos y absorción de hierro

La anemia ferropénica es una de las enfermedades más frecuentes en la tercera edad, ya que esta etapa viene acompañada de una serie de cambios que condicionan la alimentación: disminución de la percepción del gusto y olfato, problemas de dentición, disminución de la secreciones gástricas, aislamiento, etc.

Además, el uso de algunos tratamientos farmacológicos puede condicionar la absorción y utilización de otros nutrientes, como el hierro.

En ocasiones y cuando la ingesta de hierro no es suficiente, se requiere tratamiento médico oral de hierro en forma de sulfato ferroso y que suele durar de 3 a 6 meses. Es un tratamiento de choque causado por la deficiencia en la ingesta de hierro. Es frecuente que los pacientes sufran efectos secundarios como malestar gástrico, alteraciones intestinales y náuseas tras la ingesta de este fármaco.

Hierro en alimentos: tipos de hierro y biodisponibilidad

El contenido en hierro de los alimentos no es el único factor a tener en cuenta para seleccionar los más ricos en hierro.

Tenemos que tener en cuenta el contenido de este mineral pero también la cantidad que nuestro organismo es capaz de aprovechar o biodisponibilidad.

Así el hierro no se absorbe igual según su procedencia: animal –de alta absorción- o vegetal, de menor absorción.

El hierro lo encontramos en forma de hierro hemo en los alimentos de origen animal -a excepción de la yema de huevo- y en forma de hierro no hemo en algunos vegetales.

El hierro hemo de alimentos animales es mucho más biodisponible, es decir, que el cuerpo lo utiliza y aprovecha mejor.

La biodisponibilidad del hierro hemo es del 15%-20%, mientras que la biodisponibilidad del hierro de vegetales es tan sólo del 1%-5%.

El hierro de los suplementos dietéticos tiene una biodisponibilidad similar al hierro no hemo de los alimentos vegetales. Por ello también se requieren dosis mucho mayores que las recomendaciones diarias, y por mucho más tiempo para restaurar el nivel sanguíneo normal.

Contenido de hierro en alimentos y biodisponibilidad del hierro

Los alimentos más ricos en hierro y con el hierro más biodisponible son con gran diferencia los berberechos y almejas.
Cabe destacar el de las especias típicas como orégano, laurel, pimienta negra, que aunque cuya absorción es menor, al usarse como aditivos en nuestros platos pueden servir como complemento adicional de hierro.

Hierro en alimentos

AlimentoContenido en Hierro en mgHierro asimilable en %
Orégano seco442 - 3
Laurel432 - 3
Canela382 - 3
Pimienta negra292 - 3
Berberechos2515
Almejas2515
Hígado8 - 1815
Carne de Ternera3 - 615
Carne de Cerdo y Cordero215
Carne de Aves1 - 215
Pescados715
Ostras210
Huevos0,0510
Leche de vaca66
Soja73
Lentejas2 - 103
Judías110
Garbanzos15
Patatas1 - 35
Cereales2 - 42
Espinacas1 - 22
Otras verduras0,5 - 12
Contenido en hierro en alimentos y biodisponibilidad. (Contenido por 100 g de alimento crudo y limpio de desperdicios)

 

Consejos para mejorar la absorción de hierro

  1. La vitamina C aumenta la absorción y mejora la asimilación de hierro por lo que es aconsejable incluir algún cítrico en el menú: un vaso de zumo de naranja natural, kiwi, limón, fresas, etc.
  2. Complementar la dieta diaria con cereales enriquecidos con hierro.
  3. Evitar el exceso de alimentos integrales. Los vegetales y cereales integrales contienen ácido fítico que reacciona con algunos minerales como el hierro y el calcio formando sales que impiden su absorción.
  4. Los alimentos ricos en taninos como el café o el té también dificultan la asimilación de hierro por lo que es mejor consumirlos entre horas.
  5. Debe considerarse que los suplementos o ingestas elevadas de calcio pueden producir disminución de la absorción de hierro.
  6. Comer carne roja o pescado, ya que estas proteínas mejoran la asimilación de hierro procedente de las verduras y los hidratos de carbono de tu dieta.

Vitamina C

La vitamina C ayuda extremadamente a absorber el hierro de los alimentos, pero es una vitamina extremadamente sensible al oxígeno del aire, temperatura, en presencia de enzimas y con la luz.

Procura utilizar estos alimentos para mejorar la absorción de hierro en tu dieta:

Fuentes alimentarias de vitamina C

Las frutas ácidas como los cítricos (naranjas, mandarinas, pomelo) kiwi, frambuesas, fresas, grosellas negras y frutas exóticas –chirimoya, papaya, tamarindo, etc.- son fuentes alimentarias de muy alto contenido en vitamina C.

  • Las verduras muy coloreadas como las coles, los pimientos rojos o los tomates. La mayoría de la vitamina C se oxida y desaparece en poco tiempo. Las verduras deben siempre lavarse y después cortarse para evitar la pérdida de las vitaminas en el agua.
  • El perejil, aunque se consume en cantidades pequeñas

 


 

Compartelo con tus amig@s:
anorexia

Anorexia e VIH: Recomendaciones para el paciente con VIH y anorexia


Aunque los siguientes consejos están orientados al paciente VIH con anorexia, recomendaciones similares pueden aplicarse en personas que padezcan anorexia.

Recomendaciones para el paciente con VIH y anorexia

La pérdida de peso se ha señalado como un factor pronóstico de desarrollo de SIDA por lo que la anorexia podría desembocar en inanición y ser una causa importante de mortalidad.

La falta de apetito o anorexia es uno de los factores que más fácil puede tratarse y que mayor beneficio reporta ya que el adecuado estado nutricional mejorará el pronóstico y retrasará el desarrollo.

Además de la anorexia, la medicación provoca en ocasiones pérdida de peso, vómitos y diarreas y malabsorción, lo que a su vez ocasiona déficits nutricionales, pérdida de masa muscular, etc.

Es conocido el papel que juegan vitaminas y minerales. Se calcula que la mayoría de los pacientes que han desarrollado SIDA no alcanzan el 50% de las recomendaciones de nutrientes, minerales y vitaminas, siendo la carencia de vitamina A de las más conocidas.

anorexia e vih

Origen de la anorexia

La anorexia tiene varios orígenes, entre los que se encuentran:

  • fiebre
  • infecciones oportunistas
  • trastornos gastrointestinales
  • lesiones orales y esofágicas
  • cambios en el gusto
  • diarrea, malestar gástrico o digestivo
  • fármacos
  • factores económicos, sociales

Recomendaciones nutricionales de la anorexia

Existen 4 aspectos importantes a considerar en pacientes con VIH:

  1. Evitar la pérdida de peso y masa magra
  2. Mejorar la convalecencia, especialmente en caso de infecciones oportunistas
  3. Evitar déficits de macronutrientes y micronutrientes
  4. Evitar infecciones de origen alimentario

El diagnóstico precoz de la anorexia en el paciente con VIH es esencial. Debe monitorizarse el peso corporal.

Los avances en el desarrollo de fármacos y el diagnóstico precoz son sido factores claves para mejorar el pronóstico de la infección por VIH. El desarrollo hacia SIDA es cada vez menos frecuente y su pronóstico es mucho mejor, a pesar del aumento inesperado en las cifras de infección mundial por VIH.

La dieta debe basarse en una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes según las necesidades de cada paciente. No hay evidencia de que los pacientes infectados con VIH asintomáticos requieran una alimentación diferente a la población sana.

Se debe investigar las causas de la anorexia y tratarlas antes de dar recomendaciones alimentarias.
Para valorar la eficacia del tratamiento se deben valorar los parámetros antropométricos, así como valores hematológicos de proteínas y albúminas plasmáticas, parámetros sencillos y de fácil determinación. También pueden pedirse registros de ingesta que son muy útiles y proporcionan información de primera mano sobre la ingesta del individuo -siempre que el paciente sea colaborativo-.

La realimentación siempre debe ser prudente y progresiva y a medida que se vaya produciendo mejoría iremos readaptando el contenido de la dieta para hacerla con las proporciones apropiadas de cada nutriente. En individuos predispuestos puede producirse aumentos de lípidos plasmáticos, en cuyo caso debe disminuirse el aporte de grasas y azúcares de la dieta.

La vitamina A, la niacina, la vitamina C y el zinc parecen ser buenos indicadores y predictores de progresión de SIDA.

Tratamiento dietético de la anorexia

Los pacientes con anorexia suelen tener poca iniciativa a la hora de realizar muchas comidas o comidas de alto valor energético o proteico. Uno de los tratamientos más eficaces y sencillos es el de aumentar el número de tomas.

  • Hacer comidas frecuentes pero menos voluminosas
  • Aumentar el valor calórico de las ingestas sin aumentar excesivamente el volumen de las comidas (ver tabla)
  • En el caso de aversión a algún alimento o alimentos, consumir alimentos que tengan similar valor nutricional
  • Evitar la ingesta de bebidas o líquidos durante las comidas
  • Servir los alimentos a la temperatura adecuada
  • En general y a menos que sea una preferencia personal, no ofrecer comidas muy olorosas ni picantes
  • Evitar las bebidas alcohólicas, a menos que sea una copa de vino y resulte aperitivo
  • Cuidar la presentación de los platos
  • Intentar no comer sólo

Recomendaciones para aumentar el valor energético y proteico de la dieta

AlimentosRecomendaciones
LecheEnriquecer la leche con leche en polvo desnatada. También puede usarse en purés, batidos. Añadir fruta fresca para preparar batidos. Usar salsa bechamel para platos con verdura, pasta o patatas.
QuesosEn tortillas, purés de verduras. Rallado en sopas, cremas, purés, crepes, etc. Troceado en ensaladas.
YoguresEnriquecerlo con leche en polvo. Utilizarlo para preparar batidos de frutas, añadirle cereales de desayuno, frutos secos, azúcar. Usarlo para salsas en la ensalada.
HuevosAñadir huevo duro en ensalada o sopas. Batido puede añadirse a purés de patatas, sopas, cremas, batidos, etc. Añadir más claras al elaborar flan o natillas.
Carnes y pescadosAñadirlos a platos de verdura, ensaladas, guisos. Rellenar tortillas, patatas, berenjenas, calabacines, etc. Añadirlos a potajes de legumbres.
Frutos secos y frutas secasTrocearlos y añadirlos como complementos a ensaladas. También pueden tomarse entre horas o como aperitivos.
Azúcar, mielAgregar a zumos, batidos, postres.
Cacao en polvoAñadir a leche, batidos, postres.
PanAgregar pan frito estilo picatoste a las sopas, cremas.
Aceites y grasasUtilizar nata, crema, mantequilla, mayonesa. Agregarlos a salsa, purés, postres.

Tratamiento de la anorexia asociada a alteraciones en la boca / esófago

Cuando las causas de la anorexia son por alteraciones en la boca y/o el esófago, es necesario modificar la consistencia de los alimentos, temperatura o textura.

  • Adecuar la consistencia de la dieta: blanda, semisólida o líquida
  • Aumentar la densidad calórica
  • Evitar alientos ácidos, irritantes, picantes
  • Evitar alimentos que pueden causar traumatismos en la cavidad oral
  • Suele hacerse necesario beber pequeñas cantidades de líquido en las comidas para tragar
  • Las comidas frías suelen ser más aceptadas y calman el dolor
  • Mantener una adecuada higiene oral y dental

Recomendaciones para la prevención de infecciones alimentarias

Toda inmunodeficiencia se asocia a un incremento en el riesgo de contraer enfermedades. Estas incluyen enfermedades transmitidas por alimentos o por microorganismos presentes en alimentos como los huevos, la carne, el pescado, las verduras, etc.

El riesgo de infección de enfermedades transmitidas por alimentos puede disminuir con sencillas prácticas de manipulación e higiene de alimentos. El contacto con microorgnismos produce infecciones en ocasiones largas y a veces difíciles de tratar con antibióticos, por lo que la prevención y la higiene alimentaria son fundamentales.

Suplementación nutricional

La suplementación oral está indicada cuando no se alcanzan las necesidades energéticas y de nutrientes o cuando es necesario aumentarlas.

Siempre que sea posible es preferible hacer purés y batidos caseros si no se puede comer. Existen fórmulas de nutrición enteral adaptadas a pacientes con VIH, aunque es preferible que consultes previamente con tu médico, revise tu estado de salud y trae adecuadamente la carencia. Quizá te recomiende que acudas a un Dietista Nutricionista.

Aunque es frecuente el uso de suplementos vitamínicos, muchos estudios resultan contradictorios, y también se ha descrito el aumento en la producción de virus como consecuencia de suplementación.

Un Nutricionista puede ayudarte a prevenir carencias nutricionales y enseñarte a llevar una adecuada alimentación, con complementos dietéticos cuando sea necesario. El uso de suplementos siempre debe ser aprobado en última instancia por tu médico.


 

Compartelo con tus amig@s:
Sobrepeso y obesidad

Sobrepeso y obesidad. Recomendaciones y tratamiento del sobrepeso


Sobrepeso y Obesidad

El sobrepeso y obesidad son un problema de salud, causante de numerosas complicaciones: hipertensión, diabetes, colesterol elevado, enfermedad cardiovascular… La obesidad no es un problema estético. Perder peso es ante todo una cuestión de salud.

Una pérdida de peso ligera significa mucho. Una pérdida del 5-10 % de su peso actual aportará grandes beneficios a su organismo además de mejor tu aspecto.

Para bajar peso es necesario un tratamiento que garantice una pérdida a largo plazo.
Además es imprescindible que el plan dietético tenga en cuenta todas las características personales: edad, peso actual, objetivos, grado de sobrepeso y obesidad, tipo de alimentación, horarios, nivel de actividad física, motivación, etc.
Seguir una dieta determinada sin supervisión puede ayudar adelgazar. Pero puede correr riesgo de padecer enfermedades, alteraciones graves y  no te enseña a comer ni asegurar tu adecuada nutrición.
La educación nutricional del paciente es un pilar fundamental para garantizar el éxito a largo plazo.

tratamiento sobrepeso

El sobrepeso y obesidad es un problema que requiere de un tratamiento con una alimentación equilibrada y con bajo contenido en grasas. Incrementa la actividad física. Muévete y evita el sedentarismo. El médico descartará que el exceso de peso sea secundario a un problema médico que precise tratamiento.

La pérdida de peso debe ser siempre progresiva

Acude a un Dietista Nutricionista profesional. Te informará de tu peso ideal y objetivo a alcanzar de acuerdo a sus características personales. Es importante que acudas a las visitas de control programadas, lo que permitirá no sólo modificar el contenido de la dieta cuando sea necesario, sino también te servirá como apoyo, educarte nutricionalmente, etc .

Recomendaciones dietéticas para pacientes con Sobrepeso y Obesidad

  • Elige alimentos con poca grasa
  • Procure de forma general no consumir alimentos con más de 15 ó 20 g de grasas por 100 g de alimento.
  • Reduce en consumo de azúcar y alimentos y bebidas azucaradas.
  • Reparte tu alimentación en 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
  • No te saltes ninguna toma.
  • No alternes períodos de ayuno con comidas abundantes.
  • Come sentado, despacio y masticando bien los alimentos, dando bocados pequeños, con pequeñas cantidades.
  • Entre bocado y bocado deja los cubiertos sobre la mesa, de esta forma te asegurarás de comer pausadamente.
  • Come en un lugar concreto, no trabajando, caminando, o en lugares improvisados. No leas ni veas la televisión.
  • Disminuye el consumo de carnes rojas y sustitúyalo por pescados.
  • Consume verduras y hortalizas en abundancia.
  • Recuerda tomar 3 o 4 piezas de fruta al día.
  • Bebe abundante agua. Al menos 1 litro y medio al día.
  • Evita el consumo de alimentos fritos y cocinados con excesiva grasa.
  • Ten a mano tentempiés saludables, especialmente fruta y lácteos desnatados.

Consejos para realizar la compra

  • Haga la compra sin tener hambre.
  • Vaya con la lista hecha previamente.
  • Vaya con frecuencia a la tienda : suele despertar menos interés por las novedades o diseños atractivos.
  • Evite platos preparados o precocinados.

sobrepeso

Consejos para preparar la mesa

Todos estos consejos ayudan en el tratamiento del sobrepeso y obesidad, según cada persona y otras características.

  • Retira toda la grasa visible de las carnes o la piel del pollo después de cocinarla y antes de servir en el plato.
  • Utiliza formas de cocinar sencillas, que no requieran mucho aceite: plancha, grill, horno, microondas o wok.
  • La cocción al vapor con la olla a presión permite cocinar con poca agua, en poco tiempo y preservando las propiedades de los alimentos.
  • Para cocinar carnes y pescados envuélvalas en papel de aluminio (papillote). Así se cocinan en su propio jugo, conservándose tiernos y sabrosos sin necesidad de añadirle grasa.
  • Cuando hagas estofados, preparalos con antelación. Déjalos enfriar en la nevera y retira la capa de grasa superior con una cuchara. Conserva el sabor sin apenas grasa.
  • Cuando elabores vinagretas, invierte la proporción habitual de tres partes de aceite por una de vinagre a tres partes de vinagre por una de aceite.
    Para que el sabor no sea tan ácido utiliza vinagre de sabores: de manzana, frambuesas, etc
  • Si necesitas utilizar alguna salsa para añadir a una ensalada puede utilizar yogur natural desnatado, rebajado con zumo de limón. Se bate bien y se queda una crema suave y baja en calorías. También puede probar con salsa de soja.
  • Acostúmbrate a utilizar especias y hierbas aromáticas.
  • Para preparar salsas de leche o queso utilice leche desnatada o queso tipo parmesano, que contiene menos calorías y es más aromático.
  • En la preparación de la salsa bechamel emplea aceite de oliva o margarina baja en calorías y leche desnatada.
  • En la confección de algunos platos que requieran salsa mahonesa, seleccione las que son bajas en calorías pero evite las salsas comerciales.

Más información con consejos para hacer la compra.


 

Compartelo con tus amig@s:
alergia alimentos

Alergia alimentaria


Alergia alimentaria

La alergia alimentaria es un mecanismo inmunológico de hipersensibilidad inmediata.
Si padeces de alergia alimentaria significa que tu sistema inmune está reaccionando contra una sustancia -llamada alergeno- que el cuerpo considera extraña y que podría hacerte daño.

Entre las reacciones adversas a los alimentos se puede diferenciar la intolerancia y la alergia alimentaria. A pesar de las diferencias tan claras entre las dos patologías con frecuencia generan confusión, ya que tienen síntomas similares:

  1. La intolerancia alimentaria se caracteriza por la incapacidad para digerirlo y metabolizarlo adecuadamente, sin que intervenga ningún mecanismo inmune de defensa.
  2. La alergia alimentaria es la reacción adversa tras la ingestión de un alimento, con una respuesta inmunológica. Las alergias alimentarias se producen como consecuencia de la unión del alergeno alimentario con las inmunoglobulinas IgE.

Mientras que es frecuente que algunas personas con intolerancia sean capaces de consumir pequeñas cantidades del alimento al que presentan dicha intolerancia -excepto en el caso del gluten-, en la alergia hay que eliminar totalmente el componente que provoca la reacción alérgica.

Os mostramos las diferencias entre alergia e intolerancia, las alergias más frecuentes y cómo prevenirlas.

Alergia alimentaria

Alergias alimentarias más frecuentes

Síntomas de reacción alérgica

Tanto las manifestaciones clínicas como el tiempo de aparición son muy variados y dependen de diversos factores como la sensibilidad del individuo, la concentración del alergeno ingerida o el tipo de alimento implicado.
Los síntomas más habituales de reacción alérgica son:

  • Lesiones cutáneas: urticaria, dermatitis..
  • Manifestaciones digestivas: nauseas, dolor abdominal, diarreas…
  • Síntomas respiratorios: congestión nasal, reacciones asmáticas, dificultad para respirar…
  • Shock anafiláctico: Es la situación más grave de una reacción alérgica y extremadamente severa si se acompaña a mareo o pérdida de conciencia. Muy a menudo se produce a los pocos segundos, minutos e incluye la mayoría de los siguientes síntomas: dolor abdominal, molestia u opresión en el pecho, tos, dificultad respiratoria, dificultad para tragar, mareos o vértigo, urticaria y picazón, congestión nasal, náuseas y vómitos, palpitaciones, enrojecimiento de la piel, mala articulación del lenguaje, hinchazón de la cara, ojos y lengua, pérdida del conocimiento. Si no se trata con urgencia, la obstrucción de las vías respiratorias, paro cardíaco o respiratorio pueden conducir a la muerte.

Falsas alergias alimentarias

Son reacciones ligadas a la liberación inmunológica de mediadores a partir de linfocitos y suelen corresponder con:

  • exceso en el consumo de aminas biógenas, como la feniletilamina de quesos, vino tinto y chocolate.
  • exceso en el consumo de alimentos ricos en histamina o histaminoliberadores como quesos curados, vino, cerveza, salchichón, paté, conservas en general, tomate, espinacas o sardinas

Alergias alimentarias más frecuentes

Alergia alimentaria a la leche de vaca

Los principales alergenos de la leche de vaca se son las caseínas y lactoalbúminas. En España afecta a menos del 2% de la población, siendo la segunda alergia más frecuente en niños. La lactosa no es un alergeno, no produce reacción alérgica, sino intolerancia.

En la infancia la alergia a leche de vaca tiende a remitir de forma natural a corto o medio plazo. Se estima que a los 4 años hasta un 85%.

Se consideran factores de mal pronóstico la no tolerancia a partir de los 4 años, la sensibilización a otros alimentos y la persistencia de inmunoglobulina sérica e IgE elevada para caseína.

Una vez confirmada la alergia a la leche todos los lácteos y derivados deben ser eliminados de la dieta, teniendo en cuenta de sustituir la composición del alimento que se está excluyendo en la dieta para que el niño reciba una nutrición necesaria para su crecimiento y desarrollo.

Los niños alérgicos a la leche de vaca pueden usar una fórmula de hidrolizado de caseína que contiene la proteína desintegrada de tal manera que no es tan probable que cause reacción alérgica proveyendo así de los mismos nutrientes que la leche.

Los alérgicos a la leche de vaca deben evitar:

  • Todos los derivados lácteos (yogures, quesos, mantequillas, cuajadas, natillas, helados, margarina que no sea vegetal 100%, leche fermentada).
  • Suero de leche
  • Pastelería y bollería
  • Pan de molde (la mayoría de las marcas comerciales llevan leche como aditivo), baguettes, etc.
  • Caramelos, chocolate con leche y sin leche, cacao en polvo, turrones, cremas de cacao, etc.
  • Potitos, papillas y cereales.
  • Bebidas, batidos, zumos, horchatas.
  • Cubitos de caldo, sopas de sobre, fabadas, cocidos y otras conservas, caldos deshidratados, etc.
  • Embutidos, jamón de york, salchichas.
  • Grasas y proteínas animales.

Los pacientes con alta sensibilización tienen que evitar la ingesta de productos que no especifican estar elaborados con leche de vaca pero que pueden contener proteínas de leche de vaca. Esto incluye alimentos como embutidos, margarinas, batidos vegetales, algunos tipos de pan, sopas preparadas, conservas de legumbres, chocolate puro, cubitos de caldo, cefalópodos congelados, caramelos, cosméticos, medicamentos e incluso guantes de látex.

Alergia alimentaria al huevo

Los alergenos típicos son los ovomucoides de la clara del huevo.
Es una proteína resistente a altas temperaturas y la digestión enzimática, por lo que su ingesta en cualquier forma produce reacción alérgica.

Los alérgicos al huevo deben evitar:

  • Huevos y derivados
  • Sopas, caldos o consomés clarificados con huevo
  • Rebozados y empanados con huevo, tanto caseros como precocinados
  • Pasteles, galletas, bollería, hojaldres, empanadas, empanadillas, etc
  • Caramelos, turrones, batidos
  • Flanes, cremas, helados, merengue, natillas, margarinas, yogures
  • Fiambres, embutidos, salchichas comerciales, patés u otros derivados cárnicos pueden contener huevo
  • Mayonesas y otras salsas, cremas para ensaladas, pastas al huevo y de sémola
  • Café o vinos clarificados
  • Pan rallado y pan horneado con clara de huevo
  • Pastas alimenticias
  • Subproductos del huevo: clara de huevos, huevo pasteurizado o huevina, huevo deshidratado, huevos sólidos, ponche de huevo, polvo de huevo, sustitutos del huevo, yema de huevo, albúmina, coagulante, emulsificante, fosvitina, globulina, livetina, lisozima (E-1105), leticina de huevo, leticinas o lecitina (E-322) excepto la de soja, luteína (E-161b), simplesse (sustituto de la grasa, hecho a base de huevo o proteína de la leche), ovoalbúmina, ovoglobulina, ovomacroglobulina, ovomucina, ovomucoide, ovotransferrina, ovovitelina, proteínas animales, vitelin.

Alergia alimentaria al pescado

Los pescados que con mayor frecuencia producen reacción alérgica son el bacalao, merluza, lenguado, gallo -pescados blancos- y sardina, boquerón y atún -entre los pescados azules-.

Alergia al anisakis

El anisakis es un gusano parásito de crustáceos, cefalópodos, peces y mamíferos marinos.

Las formas juveniles o larvarias de los anisakis se encuentran enrolladas en forma de espiral plana y encapsuladas en la cavidad corporal de su huésped, especialmente en el hígado, en el mesenterio que cubre la cavidad abdominal y en la musculatura de los peces afectados. Tras el consumo de pescado con parásitos se pueden desarrollar dos tipos de manifestaciones y signos clínicos:

  1. Una reacción inflamatoria. Causada por la penetración de las larvas vivas en la mucosa del estómago o del intestino. Se manifiesta con dolor de estómago, náuseas y vómitos a las pocas horas de ingerir el alimento que contiene los parásitos.
  2. Una reacción alérgica. Producida por una reacción de hipersensibilidad inmediata a la presencia de los antígenos de las larvas, que actúan como alergenos. Se caracteriza por urticaria aguda, angioedema y shock anafiláctico, y está mediada por inmunoglobulinas E IgE.

Alergia alimentaria al marisco

La alergia al marisco puede producirse por alergia a las proteínas del marisco, en cuyo caso debe eliminarse por completo de la dieta, o por alergia al parásito anisakis cuando el marisco que consuma lo contenga.

Los alérgicos al marisco deben evitar:

  • Pescados y guisos con pescado
  • Mariscos: moluscos y crustáceos (si se nos especifica que también es alérgico o alérgica al marisco)
  • Harinas de pescado
  • Aceite de pescado: como por ejemplo el aceite de hígado de bacalao
  • Derivados del marisco: el surimi, palitos de cangrejo, gulas (porque para su elaboración se añade
    con frecuencia harina de pescado)
  • Caldos concentrados de pescado
  • Ningún producto o suplemento que haya sido enriquecido con omega 3 o aceite de pescados
  • Chitosán

Alergia alimentaria a las legumbres

La más frecuente es a cacahuete, aunque también a soja, altramuces, guisantes, lentejas y garbanzos.

Alergia alimentaria a los frutos secos

Almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, castañas de Pavá, pistachos, nueces de macadamia.

Alergia alimentaria  a vegetales

Destacar la alergia al apio que puede producir shock anafiláctico, y el síndrome de alergia oral al tomate.

Los alergenos de frutas y hortalizas se destruyen con la cocción o el cocinado.

Consejos dietéticos para personas con alergia alimentaria

  1. Busca ayuda de un Dietista – Nutricionista que te ayude a eliminar los alimentos que debes evitar sin que te desnutras ni tengas carencias alimentarias.
  2. Lee las etiquetas e información nutricional cuidadosamente, buscando ingredientes a evitar.
  3. Comprueba la lista de ingredientes incluso cuando ya hayas comprado ese producto antes, para asegurarte de que los ingredientes no han cambiado. En caso de que el producto cambie su formato, presentación, asegúrate de revisar el nuevo etiquetado y composición.
  4. Comprueba también el etiquetado de cosméticos y productos de belleza, ya que pueden contener sustancias causantes de reacciones alérgicas.
  5. Si introduces alimentos nuevos hazlo de uno en uno, y guarda el etiquetado o envase como referencia.
  6. Ojo a las comidas realizadas fuera de casa. No puedes exigir que todo el personal esté adecuadamente formado en las distintas alergias alimentarias y cómo evitarlas. Hay muchos tipos de alergias alimentarias y no todo el personal está adecuadamente formado en todos los tipos de alergias a alimentos.
  7. Cocina con utensilios y recipientes diferentes o bien lavados y secos. Las superficies de trabajo deben estár bien lavadas y secas.
  8. No es aconsejable usar en casa guantes de látex, ya que éstos también pueden producir alergia y/o confundirla. Tampoco deben usarlo en el comedor escolar.
  9. El alcohol, el ácido acetil salicílico y otros fármacos antiinflamatorios y los medicamentos conocidos como beta-bloqueantes -como los que se prescriben para el tratamiento de la hipertensión- pueden favorecer la reacción alérgica.
  10. Asegúrate de que los cuidadores de tus hijos conocen la alergia que padece y que saben qué hacer en caso de que se produzca una reacción alérgica.

Si eres alérgico -especialmente si sufres reacciones graves- utiliza alguna pulsera o cadena que te identifique y que permita a la ayuda sanitaria disponer de información para tratarte. Lleva siempre contigo un “botiquín de urgencia” que contenga un corticoesteroide, un antihistamínico y adrenalina.


 

Compartelo con tus amig@s:
resfriado

Resfriado común. Tratamiento y remedios


No existe cura para el resfriado común.

Pero ¿que hay de los remedios que aseguran hacerte sentir mejor o recuperarte antes?

Averigüe lo que es eficaz y lo que no.

resfriado

Remedios para el resfriado: Lo que funciona

Si te pillas un resfriado puedes esperar estar malo desde unos días hasta dos semanas. Aunque eso no significa que debas sentirte un miserable.

Hay algunos remedios que pueden ayudar:

Agua y otros líquidos

Beber cantidad de líquidos puede ayudar. Agua, zumos, agua con limón, con miel… ayudan a aliviar la congestión y prevenir la deshidratación. Como norma general se debe beber el doble de lo habitual. Evitar el alcohol y el café.

Zinc

El zinc se ha utilizado desde hace tiempo en complementos para tratar resfriados, aunque no existía evidencia que apoyara su uso. En la actualidad la evidencia científica muestra que el zinc si es beneficioso aunque aun con limitaciones, pues no se ha establecido la fórmula más eficaz, dosis o duración del tratamiento.

Es importante recalcar que el zinc inhalado puede eliminar el sentido del olfato en ocasiones de forma permanente. Deben evitarse los inhaladores y sprays de zinc.

Sopa de pollo y ave

Generaciones de madres han hecho sopa de pollo para sus hijos enfermos.
Un estudio sugiere que la sopa de pollo y aves podría ser beneficiosa por posibles efectos antiinflamatorios o al hacer los mocos más acuosos.

Gárgaras de agua con sal

Las gárgaras de agua con sal (1 cucharadita en un vaso de agua tibia) pueden aliviar la inflamación y dolor de la garganta. El agua con sal a tanta concentración tiene una potente actividad antibacteriana.

Suero salinos y sueros nasales

Los sueros salinos ayudan a combatir la congestión.
Los sueros salinos y nasales no producen efecto rebote como otros descongestivos y la mayoría son seguros incluso para niños.

Humedad

Los virus del catarro se transmiten más facilmente con mayor humedad, motivo por el que son más frecuentes en invierno. Sin embargo el ambiente seco también reseca las mucosas, la nariz, la garganta, haciendo más molesto y difícil respirar o tragar. Si vive en una región seca, un humidificador puede añadir una humedad extra pero también más hongos y bacterias si no se limpia adecuadamente. Cambie el agua a diario y siga las instrucciones de limpieza del fabricante.

Remedios para el Resfriado: Lo que no funciona

La lista de remedios inefectivos para el resfriado es muy larga, aunque los más frecuentes, incluyen antibióticos.

Los antibióticos son fármacos para matar bacterias. Además, cada enfermedad está causada por una u otra bacteria, por lo que es necesario especificar el tratamiento antibiótico.

El resfriado está causado por virus, no por bacterias. Los antibióticos no tienen ningún efecto en virus y por tanto no deben consumirse antibióticos para tratar resfriado y gripe.

La Vitamina C ha demostrado no ser eficaz en el tratamiento del resfriado ni en la reducción de sus síntomas.
Con la ingesta de suplementos de vitamina C sólo obtendrán beneficio las personas que tengan una carencia previa de vitamina C.
Tampoco es necesario consumir dosis mucho más elevadas de las recomendadas, como suelen ser las comercializadas.

Se debe acudir al médico si

Si los síntomas persisten durante 10 o más días sin evolucionar, van acompañados de fiebre de 38º C o más, o lo síntomas son severos, debe visitar a su Médico.


Compartelo con tus amig@s:
colesterol bueno malo

20 Consejos para bajar el colesterol


Consejos dietéticos para reducir el colesterol

Qué es la hipercolesterolemia

La hipercolesterolemia se produce con valores de colesterol superiores a 200 mg/dl.

Los límites de colesterol deseable son de 200 mg/dl (180 para menores de 18 años).

Por encima de 240 mg/dl se considera un riesgo alto.
Está demostrado que las personas con niveles de colesterol en sangre de 240 mg/dl tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto de miocardio que aquellas con cifras de 200.

Cómo se diagnostica

La hipercolesterolemia no presenta síntomas ni signos físicos pero su diagnóstico puede hacerse con un simple análisis de sangre que determine los niveles de colesterol.

Un estudio realizado en 2011 por la OMS concluyó que la mayoría de quienes padecen hipercolesterolemia no reciben el tratamiento que necesitan para reducir el riesgo.

El riesgo aterogénico o de acumulación y formación de placas de ateroma en las arterias, también depende de los valores de colesterol HDL o “bueno” y LDL o “malo”: un nivel alto de colesterol bueno o HDL permite un equilibrio mejor con un colesterol ligeramente elevado, al igual que un nivel de colesterol malo o LDL elevado produce un pronóstico peor con un colesterol también ligeramente elevado.

Qué produce

La hipercolesterolemia produce la formación de placas en las arterias o ateroesclerosis.
Está relacionado con enfermedades cardiovasculares como infartos de miocardio.
Por eso la hipercolesterolemia es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Cómo se trata

Existen factores externos no modificables, como la herencia genética y la edad: el riesgo cardiovascular es mayor a partir de los 45 años en hombres y 55 en mujeres.

Y otros externos modificables como el tabaco, la hipertensión, diabetes, sobrepeso y obesidad, inactividad física y sedentarismo, perímetro de cintura elevado.

Por ello en el tratamiento es imprescindible el tratamiento dietético ya que permite corregir a la vez varias enfermedades.

20 Consejos para bajar el colesterol

colesterol bueno y maloLa estrategia para disminuir el colesterol debe basarse en dos pautas paralelas:
aumentar el colesterol “bueno” HDL y
mantener o disminuir el colesterol total y el colesterol “malo” LDL.

  1. En general, debe restringirse la ingesta de alimentos ricos en colesterol. Pueden consumirse de 4 a 6 huevos semanales, en función del sexo, peso y actividad.
  2. Consuma carne sin grasa y retire la grasa visible
  3. Evitar embutidos como fuet, chorizo, morcilla, salchichón. Consuma jamón ibérico pero con moderación.
  4. Opte por las aves antes que el cordero, pero no deje de consumir ternera o partes magras del cerdo como el lomo. Evite cortes de carnes grasos y retire la piel
  5. Aumentar el consumo de pescado azul fresco: caballa, atún, arenque, trucha, salmón… ya que son ricos en ácidos grasos poliinsaturados que reducen el colesterol y protegen la salud del corazón. El salmón ayuda a disminuir los triglicéridos y colesterol y ayuda a hacer los vasos sanguíneos más elásticos. Cabe destacar que los suplementos de aceites de pescados no han podido demostrar eficacia en la protección cardiovascular. Los suplementos de omega no han demostrado eficacia frente al pescado fresco. Evite consumir suplementos de omega 3 como sustituto del pescado azul.
  6. Eliminar la bollería industrial, galletas. Son ricos en grasas saturadas, aportan mucho azúcar y pocos nutrientes.
  7. El cacao ha demostrado tener propiedades beneficiosas al restaurar la flexibilidad de las arterias. Puede comer una onza de chocolate negro (más del 75% de cacao) un máximo de una al día.
  8. Evite consumir comidas fritas. Aumente el uso de cocción, horno, salteados, vapor, parrilla, papillote, etc
  9. Usar aceite de oliva virgen para la plancha y virgen extra para aliñar
  10. Consumir frutos secos: principalmente nueces, ya que son ricas en ácidos grasos omega 3. También pistachos, avellanas, almendras y cacahuetes un par de veces por semana. Contienen grasas insaturadas beneficiosas. Es mejor que no sean pelados.
  11. Una infusión de té verde podría ser eficaz para disminuir ligeramente el colesterol total y ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. Si la endulza, use miel fresca.
  12. Practique ejercicio físico regular: caminar largos paseos, o cortos (de al menos 30 minutos) pero con mucha frecuencia
  13. En cuanto a los lácteos, es aconsejable moderar el consumo de los derivados lácteos más grasos como quesos y mantequilla y consumir preferentemente leche semidesnatada o desnatada y lácteos y yogures desnatados y 0%.
  14. Consuma al menos 3 piezas de fruta al día. Para un máximo beneficio y dentro de unos hábitos no sedentarios, consuma 6 raciones de fruta al día. Las fresas son ricas en flavonoides, que contribuyen a dilatar y proteger los vasos sanguíneos.
  15. Consuma 2 raciones de verdura al día, idealmente una de verdura fresca.  El brócoli ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.
  16. Coma legumbres y cereales, pastas y pan integral. No consuma pan blanco. Una dieta rica en legumbres reduce un 14% el riesgo de infarto y angina. Ayudan a mantener un buen nivel de colesterol en sangre.
  17. Coma pescado al menos 3 veces por semana.
  18. Consuma aceite de oliva virgen en crudo. Pero varíe y utilice en alguna ocasión aceite de girasol.
  19. El consumo de tomate puede prevenir hasta un 59% el riesgo de ictus
  20. La curcumina posee acción protectora y reduce las probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca e hipertensión

Alimentos funcionales

Los Esteroles vegetales son fitoesteroles conocidos para tratar el colesterol elevado y presentes en lácteos.
Son los denominados alimentos funcionales, porque añaden una función adicional a la inherente al propio alimento.

Si consume lácteos para reducir el colesterol debe seguir las instrucciones de uso y nunca consumir más del indicado

ruta colesterol

Ruta metabólica de síntesis y degradación de colesterol

A veces no son suficientes los alimentos para disminuir los niveles de colesterol.
En ese caso debe ser el médico el que valore la posibilidad de un tratamiento farmacológico.

Las estatinas son con frecuencia el fármaco de elección en el tratamiento del colesterol elevado.
Existen muchos tipos y continuamente se investigan y salen al mercado nuevas estatinas.
Su médico prescribirá la que considere mejor.

 


Compartelo con tus amig@s:
intolerancia lactosa

Intolerancia a la lactosa


La intolerancia a la lactosa se define es un conjunto de síntomas intestinales que sigue a la ingesta de lactosa en personas con déficit de lactasa -la enzima intestinal que digiere la lactosa-.

La intolerancia a la lactosa puede ser de varios tipos y puesto que la actividad de la lactasa disminuye con la edad, se hace más evidente cuanto más adultos, y especialmente en ancianos.
intolerancia lactosa

Intolerancia a la lactosa

Aspectos nutricionales

La lactosa es el principal hidrato de carbono de la leche. Además se utiliza en la industria alimentaria ampliamente, ya que aunque es dulce, no tiene mucho poder edulcorante pero también es útil como espesante.

Es un disacárido formado por glucosa y galactosa.

La digestión de la lactosa ocurre gracias a las enzimas de la membrana de las células intestinales. La lactasa es la enzima más abundante en las primeras porciones del intestino delgado, en duodeno y yeyuno, y menor actividad cuanto más nos acercamos a su última porción, al íleon.

lactosa

Tras la acción de la lactasa, la lactosa se desdobla en galactosa y glucosa.

Ambos son transportados al interior de la membrana celular intestinal por transporte activo acoplado a reabsorción de sodio. Es decir que se realiza con gasto de energía y que se intercambia sodio.

La actividad de la lactasa es menor cuanto mayores somos.

Cómo ocurre la intolerancia

Cuando la lactosa no es correctamente digerida se queda en el intestino y retiene agua, que puede producir diarrea. En el intestino grueso es fermentada por las bacterias del cólon produciéndose ácidos grasos de cadena corta, dióxido de carbono e hidrógeno.

Los síntomas incluyen dolores y calambres abdominales, diarrea retortijones… y la gravedad depende de la cantidad de lactosa ingerida y la intolerancia individual.

Tipos de intolerancia

La intolerancia a la lactosa puede ser de tres tipos: primaria, secundaria o funcional.

  1. La intolerancia a la lactosa primaria es aquella que se da en personas sin ninguna enfermedad intestinal. Existe una forma más rara de déficit de lactasa que se da en niños y otra más habitual en adultos.
  2. La deficiencia secundaria se produce en personas con alguna patología intestinal o tras períodos de reposo absoluto del tracto intestinal como ocurre en pacientes con alimentación parenteral.
  3. La deficiencia funcional a la lactasa se da en pacientes que presentan un rápido vaciamiento gástrico -por ejemplo los sometidos a gastrectomía-, lo que hace que a pesar de que la actividad de la lactasa es normal, el tiempo de contacto de la enzima con la lactosa es mínimo.

La intolerancia a la lactosa es más frecuente en personas de origen mediterráneo, raza negra y asiática, judíos e indios norteamericanos.

Muchas de las personas que se consideran intolerantes a la lactosa no presentan intolerancia. Busque diagnóstico Médico.

Diagnóstico de intolerancia a la lactosa

El diagnóstico de intolerancia a la lactosa puede determinarse de varias formas:

  • Historia dietética que relacione la ingesta de lactosa con los síntomas.
    Método fiable, fácil y eficaz en pacientes que ya poseen una historia dietética documentada. Complicado si se realiza con la aparición de los síntomas o a posteriori.
  • Ensayo de dieta restringida en lactosa y esperando la desaparición de los síntomas.
    Poco práctica, muy costosa, dificultosa.
  • Test de hidrógeno espirado, una prueba médica en la que se administran 50 g de lactosa al paciente y se mide el aire espirado. Si contiene más hidrógeno del normal se debe a la acción bacteriana por la presencia de lactosa no digerida.
    Es el clásico para diagnóstico médico.
  • Biopsia intestinal para medir la actividad de la lactasa.
    No frecuente en diagnóstico en atención primaria.
  • Prueba de tolerancia, en la que se determinan los niveles de glucemia tras administrar una dosis elevada de lactosa oral.
    Incrementos de la glucosa plasmática indican claramente déficit de lactasa.

 

Consejos para intolerantes a la lactosa

Antes de seguir una dieta sin lactosa es imprescindible asegurarse de que se es intolerante mediante el correspondiente diagnóstico médico.

Posibles carencias derivadas

La restricción de lactosa en la dieta limitará la ingesta de leche y alimentos lácteos, que resultará en déficits de calcio, riboflavina y vitamina D, especialmente en personas que tienen requerimientos más altos -niños, adolescentes, embarazadas, lactantes-.
En estas circunstancias hay que considerar la suplementación de calcio y/o vitamina D para satisfacer los requerimientos.
No suele ser necesario suplementar con riboflavina dada su presencia en otros muchos alimentos.

Consulte con un Dietista Nutricionista

La mayoría de los pacientes diagnosticados presentan una intolerancia parcial que les permite tomar pequeñas cantidades de lactosa.

Estudios demuestran que una taza de leche al día no agrava los síntomas abdominales en la mayoría de los pacientes y que raramente es necesaria una dieta exenta por completo de lactosa.

  • Pruebe a tomar una pequeña cantidad de alimento que contenga lactosa y aumente la cantidad a medida que la vaya tolerando.
  • Intente elegir lácteos enteros (no desnatados) ya que pueden ayudar a hacer la digestión y vaciamiento gástrico más lento que permita una mejor digestión por la lactasa intestinal.
  • Pruebe los yogures, kefir o leche con bacterias o microorganismos VIVOS, ya que gran parte de la lactosa ya se ha digerido. No valen los pasteurizados después de la fermentación, o los que duran varios meses sin refrigeración.
  • Varíe la fuente de bacterias lácticas que ingiere: cambie de marcas.
  • Si evita los lácteos y derivados, asegúrese de llevar una alimentación rica en otros alimentos con calcio.

Conclusiones

  1. No existe razón justificada para seguir una dieta sin lactosa sin haber sido diagnosticado de intolerancia a la lactosa.
  2. Seguir una dieta sin lactosa no mejora la digestión de las personas que no padecen intolerancia. Tampoco la hace más ligera -¿cómo se es más ligero?-  ni feliz, desgraciadamente, y como la publicidad sugiere. La persona simplemente la digiere.
  3. Si ha sido diagnosticado de Intolerancia a la lactosa busque consejo por un Dietista Nutricionista.

 


Compartelo con tus amig@s: