Entradas

mercurio en pescados

Toxicidad del mercurio en pescados


Peligro y toxicidad del mercurio en pescados

El Mercurio es un metal contaminante y altamente tóxico.

La toxicidad del mercurio depende de su forma química, la edad del consumidor, su estado fisiológico…

Pero sus peligros radican en que se disuelve fácilmente en la grasa, atraviesa la barrera hematoencefálica y la placenta. Ello hace que se acumule en el organismo durante décadas o que pueda alcanzar el cerebro del consumidor o el feto de la madre consumidora.

El problema del mercurio en pescados es un problema conocido desde hace años y desde 2010 contamos con una alerta alimentaria para el consumo de ciertos pescados.

Qué es el mercurio, sus efectos y qué pescados lo contienen.

mercurio en pescados

En 2010, AECOSAN calculó que una mujer embarazada de 60 kg que ingiera una ración de 100 g de pez espada a la semana superaría la ingesta máxima tolerable de metil mercurio, o que un niño de entre 7-12 años de 35 kg podría consumir sólo media ración 50 g de pez espada a la semana.

Estos alarmantes resultados hicieron que se revisara las recomendaciones para la población.

Toxicidad del mercurio

El mercurio es especialmente tóxico en su forma orgánica, el metil mercurio.

El metil mercurio se encuentra principalmente en pescados y mariscos, donde puede alcanzar el 90% del total del mercurio del animal.

Las diferentes formas de mercurio se encuentran ampliamente distribuidas en los diferentes alimentos, aunque las formas diferentes de metil mercurio se consideran de bajo riesgo.

Los animales marinos acumulan el mercurio a lo largo de sus vidas, derivado de la contaminación medioambiental, siendo las especies más grandes, los depredadores y los peces de mayor edad los que alcanzan mayores concentraciones de mercurio.

El cerebro es especialmente sensible al mercurio, con especial énfasis en el cerebro en desarrollo.

Recomendaciones para reducir la ingesta de mercurio

No cabe duda de que en términos beneficio-riesgo el pescado se considera necesario y saludable en la dieta. El pescado aporta proteína de buena calidad, es bajo en grasa y grasas saturadas, y sus grasas son ricas en grasas esenciales para el ser humano: omega 3.

Es fuente importante de vitaminas A, D, E, B6 y B12. En el caso de los pescados consumidos con espinas, son ricos en calcio.

Sin embargo, ciertos grupos de población poseen recomendaciones particulares por ser más sensibles, como son las mujeres embarazadas o que pudieran estarlo, mujeres lactantes y niños hasta 30 meses.

Limitaciones de consumo

Dentro del mismo grupo de pescados de alto contenido en mercurio encontramos el Emperador o pez espada, Tiburón, Lucio y el Atún rojo.

Las recomendaciones de consumo establecidas por las Autoridades Sanitarias para la población son:

  • Mujeres fértiles, embarazadas y lactantes
  • Evitar su consumo
  • Niños de hasta 3 años
  • Evitar su consumo
  • Niños de 3 a 12 años
  • Limitar a 50g/semana o 100g cada 2 semanas y no consumir ningún otro pescado de esta categoría

El Atún Rojo es Thunnus thynnus, se consume normalmente en forma de sushi y no ha sido introducido hasta hace relativamente poco.

El Atún Blanco o Bonito del Norte es Thunnus alalunga mientras que el Atún Claro pertenece a la especie Thunnus albacares.

emperador

¿Puede los adultos consumir estos pescados?

Aunque no existe una alerta alimentaria para adultos, es evidente que éstos acumulan mercurio y padecen sus efectos igualmente.

En mi opinión en caso de que uno o varios de estos pescados formen parte habitual de su dieta, es aconsejable cuando menos reducir su consumo y evitarlo en caso de padecer otras enfermedades.

Recomendaciones finales y consejos para reducir el consumo de mercurio

  1. Si está embarazada, está buscando tener un hijo, o dando el pecho, elimine de su dieta el consumo de atún rojo, emperador, tiburón y lucio por completo.
  2. Si tiene hijos, elimine de su dieta el consumo de atún rojo, emperador, tiburón y lucio.
  3. Cuide que no sirvan estos pescados en el menú escolar de sus hijos.
  4. Los consejos expuestos hacen referencia a la población española y el consumo de pescado más frecuente. Los consejos no son necesariamente extrapolables a otros países en que existen otras especies de peces de consumo frecuente que también son peligrosas.
  5. Aconsejo que los adultos eviten también su consumo. Existen otras especies de pescados que no implican elevado riesgo.
  6. Debe prestarse atención a otras especies de pescado que son igualmente de gran tamaño, depredadores o peces de gran edad, ya que son más susceptibles de haber acumulado grandes cantidades de mercurio.

 


Compartelo con tus amig@s:
marisco cadmio

Reducir la ingesta de cadmio de alimentos


Cadmio

El cadmio es un metal pesado contaminante presente en la naturaleza asociado a otros metales como zinc, plomo o cobre.

Por tener muchas aplicaciones industriales, su liberación al medio ambiente ha ido en aumento por la acción del hombre: metalurgia, fertilizantes, etc.

En los animales no tiene ninguna función biológica. Al contrario, es altamente tóxico.

cadmio marisco

Efectos del cadmio

Aunque la absorción en el aparato digestivo es baja (3 al 5%), se acumula en hígado y riñón por un tiempo que varía de 10 a 30 años.

Está catalogado como agente carcinógeno y se ha asociado a mayor incidencia de cáncer de pulmón, endometrio, vejiga y pecho.

Es especialmente tóxico en el riñón, donde causa disfunción renal.

También produce desmineralización ósea, tanto por daño directo al hueso como de forma secundaria por malfunción renal. La continuada exposición produce disminución del filtrado glomerular, que termina en fallo renal.

Alimentos ricos en cadmio

Los alimentos son la principal fuente de cadmio para la población no fumadora.

Por acumularse en hígado y riñón, podemos encontrar altas concentraciones en vísceras animales.

También en mariscos, especialmente los que se consumen enteros.

En vegetales los mayores niveles se encuentran en algas, cacao, setas silvestres y semillas oleaginosas.

Hay que destacar que el grupo de alimentos que más cadmio aporta en la dieta es el de cereales, no por su alto contenido en cadmio, si no porque supone una parte importante en la dieta.

Inicialmente se estableció una ingesta segura provisional de cadmio semanal de 7 mcg / kg de peso corporal, que ha sido modificada a 2.5. Las exposiciones medias se estiman en 2.3 y en 3 para población más expuesta.

Para estudiar la ingesta de la población 20 estados europeos analizaron el cadmio en alimentos encontrando que las mayores concentraciones de cadmio en alimentos se encontraban en:

  • Algas
  • Pescados
  • Crustáceos
  • Chocolate
  • Comidas especiales de uso dietético

Se denomina crustáceos a las especies marinas que poseen un caparazón más o menos blando: bogavante, cigala, gamba, langosta, langostino, buey de mar, centollo, nécora y percebe principalmente.

Se encontraron altas concentraciones de cadmio en productos vegetales cultivados, como cereales, nueces, aceites de semilla.

Esto hace que hace que las personas con alta ingesta de estos vegetales y los vegetarianos tengan una ingesta semanal de cadmio de 5,4 mcg por kg de peso y día, el doble de la dosis actualmente considerada segura.

Las personas con consumo regular de bivalvos (mejillones, almejas…) y setas salvajes también tienen una ingesta mayor de lo normal, siendo 4.6 mcg.

El tabaco parece contribuir a aumentar la exposición.

El polvo puede ser una fuente de exposición importante en niños.

Puesto que la ingesta media europea de Cadmio se encuentra próxima o ligeramente por encima, y grupos de población como vegetarianos, niños, fumadores, áreas contaminadas… pueden exceder 2 veces las ingestas tolerables, y aunque el riesgo de efectos adversos en el riñón es bajo, se recomienda disminuir la exposición de la población al cadmio.

Recomendaciones para reducir la ingesta de cadmio de alimentos

Para evitar una exposición elevada, lo mejor y más aconsejable llevar una dieta variada.

La variedad de alimentos en la dieta permite la adecuada nutrición mediante el aporte de diferentes nutrientes así como evitar la repetida exposición a sustancias tóxicas presentes en los alimentos.

Los cangrejos y crustáceos semejantes, poseen gran cantidad acumulado en su cefalotórax comúnmente llamada cabeza-. Esto se debe a que en esta zona se encuentra en sistema digestivo del animal. Esta carne suele ser más oscura e incluso marrón verdoso. Los niveles son bajos en los apéndices -patas y pinzas-. Esta carne suele ser más blanca.

Pueden consumirse con seguridad patas y pinzas de los cangrejos, pero el consumidor debe saber que las partes oscuras y del cefalotórax contienen niveles elevados de cadmio y que su consumo puede provocar una exposición inaceptable.

El consumo de algas en suplementos dietéticos no ha demostrado efectos alguno sobre la salud, mientras que puede ser peligroso para la salud ya que las algas son ricas en cadmio.

Si bien los pescados en general son alimentos ricos en cadmio, su beneficio para la salud es mayor que el riesgo que implica su consumo.

Eviscerar los pescados es una práctica que mejora su salubridad, ya que eliminando el sistema digestivo se elimina el hígado donde se acumula principalmente.


Compartelo con tus amig@s: