Entradas

declaraciones nutricionales

Declaraciones nutricionales ¿qué significan?

Significado de las declaraciones nutricionales de productos alimentarios

Seguramente en sus visitas al supermercado ha encontrado alimentos con indicaciones como “bajo en sal”, “alto contenido de fibra” o “sin azúcares añadidos”.

Pero ¿qué diferencia hay entre “alto contenido de fibra” y “fuente de fibra”?

Son lo que se denominan declaraciones nutricionales y sirven para dar información nutricional rápida y relevante sobre un producto. Siempre y cuando se sepa de antemano a qué hace referencia.

Es muy importante leer detenidamente el etiquetado de los alimentos que incorporamos a nuestra dieta, especialmente cuando incorporamos uno nuevo.

Conocer el significado de las declaraciones nutricionales le ayudará a tomar mejores decisiones, comer mejor, aprender sobre los ingredientes utilizados, la procedencia, caducidad, consejos de uso, etc.

declaraciones nutricionales

 

Lista y descripción de declaraciones nutricionales

Light/Lite (Ligero)

Las declaraciones en las que se afirme que un producto es «light» o «lite» (ligero) deben cumplir las mismas condiciones que las establecidas para el término «contenido reducido».
La declaración deberá estar acompañada por una indicación de la característica o características que hacen que el alimento sea «light» o «lite» (ligero).

Contenido reducido de “Nutriente”

La reducción del contenido es de un mínimo del 30 % en comparación con un producto similar.
Para micronutrientes será admisible una diferencia del 10 % , y para el sodio será admisible una diferencia del 25 %.

Bajo valor energético

El producto contiene menos de 40 kcal / 100 g en el caso de los sólidos o menos de 20 kcal / 100 ml en el caso de los líquidos.

Valor energético reducido

Si el valor energético se reduce como mínimo en un 30 %, con una indicación de la característica o características que provocan la reducción del valor energético total del alimento.

Sin aporte energético

El producto contiene menos de 4 kcal / 100 ml.

Bajo contenido de grasa

El producto contiene menos de 3 g de grasa por 100 g (3%) en el caso de los sólidos o 1,5 g de grasa por 100 ml en el caso de los líquidos (1,8 g de grasa por 100 ml para la leche semidesnatada).

Sin grasa

El producto contiene menos de 0,5 g de grasa por 100 g o 100 ml.

Están prohibidas las declaraciones expresadas como «X % sin grasa».

Bajo contenido de grasas saturadas

La suma de ácidos grasos saturados y de ácidos grasos trans en el producto es inferior a 1,5 g / 100 g para los productos sólidos y a 0,75 g / 100 ml para los productos líquidos, y en cualquier caso la suma de ácidos grasos saturados y de ácidos grasos trans no deberá aportar más del 10 % del valor energético.

Sin grasas saturadas

El alimento no contiene grasas saturadas y la suma de grasas saturadas y de ácidos grasos trans es menor de 0,1 g / 100 g o 100 ml.

Fuente de fibra

El producto contiene como mínimo 3 g de fibra / 100 g (3% de fibra) o como mínimo 1,5 g de fibra por 100 kcal.

Alto contenido de fibra

El producto contiene como mínimo 6 g de fibra / 100 g (6% de fibra), o 3 g de fibra por 100 kcal.

Fuente de proteínas

Las proteínas aportan al menos el 12 % del valor energético del alimento.

Alto contenido de proteínas

Las proteínas aportan como mínimo el 20 % del valor energético del alimento.

Azúcares

Bajo contenido de azúcar

El producto contiene menos de 5 g de azúcar por 100 g en el caso de los sólidos o 2,5 g de azúcar por 100 ml en el caso de los líquidos.

Sin azúcar

El producto contiene menos de 0,5 g de azúcar por 100 g o 100 ml.

Sin azúcares añadidos

No se ha añadido al producto ningún monosacárido ni disacárido, ni ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes.
Si los azúcares están naturalmente presentes en los alimentos, en el etiquetado deberá figurar asimismo la siguiente indicación: «CONTIENE AZÚCARES NATURALMENTE PRESENTES».

Sal

Bajo contenido de sodio/sal

El producto contiene menos de 0,12 g de sodio o el valor equivalente de sal por 100 g o por 100 ml.
Por lo que respecta a las aguas distintas de las aguas minerales naturales este valor no deberá ser superior a 2 mg de sodio por 100 ml.

Muy bajo contenido de sodio/sal

El producto contiene menos de 0,04 g de sodio o el valor equivalente de sal por 100 g o por 100 ml.
Esta declaración no se utilizará para las aguas minerales naturales y otras aguas.

Sin sodio o sin sal

El producto contiene menos de 0,005 g de sodio o el valor equivalente de sal por 100 g.

 

 

Espero que ayude.

etiquetado nutricional

Información nutricional y etiquetado de alimentos


Cómo entender la información nutricional

El etiquetado es una herramienta imprescindible para programar una alimentación responsable y saludable.

Pero muchas veces el público no sabe cómo interpretar, entender o selecionar un alimento según su etiqueta.

La información nutricional del etiquetado ayuda a tomar decisiones sobre como de adecuados son los productos para nuestra alimentación, a comparar y elegir alternativas más adecuadas y saludables e informa sobre sustancias que pueden producir alergia.

La nueva legislación sobre etiquetado de alimentos e información nutricional tendrá efecto este diciembre de 2016, aunque la mayoría de productos ya la han incorporado.

Novedades del nuevo etiquetado

Las principales novedades del nuevo etiquetado de alimentos incluyen:

  1. La información nutricional es más completa:  A partir de ahora se debe desglosar el contenido de hidratos de carbono indicando ambos tipos, azúcares y almidones. También se debe indicar el contenido de grasas saturadas, a parte del total. El nuevo etiquetado indicará el valor energético, grasas totales, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.
  2. Se resaltan los alergenos.
  3. Incluye un tamaño mínimo de letra de 1,2 mm
  4. Advierte de envolturas no comestibles de embutidos
  5. Debe identificar el origen del aceite vegetal (palma, oliva, soja, etc). Esto evidentemente ayuda a determinar la calidad del aceite usado y por tanto permite tomar mejores decisiones y rechazar alimentos con contenido en aceite de palma y coco.
  6. Fecha de primera congelación en productos congelados
  7. Procedencia o país de origen para algunos alimentos
  8. Se debe indicar el origen animal de las proteínas añadidas a productos cárnicos y pesqueros
  9. La prohibición de indicar dos tipos de ingrediente que el productor utiliza indistintamente: ver el ejemplo de Coca-cola: ¿De qué depende que haya Z o J?.

Información obligatoria en el nuevo etiquetado

Todos los productos envasados deben incluir:

  1. La denominación, o qué estamos comprando
  2. Cantidad neta, en litros, centilitros, mililitros, kilogramos o gramos
  3. Fecha de duración y/o de caducidad: La fecha de duración es la fecha hasta la que el alimento conserva sus propiedades. La fecha de caducidad aparece en productos más perecederos.
  4. Forma de conservación que indique pautas
  5. La Empresa, con el nombre o razón social y dirección
  6. Modo de empleo, especialmente en el caso de que no sea intuitivo
  7. Contenido en alcohol en %, para bebidas que contengan más de 1,2% de volumen
  8. El país de origen o lugar de procedencia es obligatorio en las carnes envasadas de ovino, porcino, caprino y aves de corral, así como en otros alimentos
  9. Información nutricional, que debe incluir valor energético y las cantidades de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.
  10. Los alérgenos presentes
  11. La lista de ingredientes

Además debe indicarse la presencia de ingredientes o sustancias que causan alergias e intolerancias de entre 14 alergenos: gluten, crustáceos, huevos, pescado, cacahuetes, soja, leche, frutos secos, apio, mostaza, sésamo, sulfitos, altramuces y moluscos.

La información sobre estas sustancias deberá aparecer en la lista de ingredientes destacada mediante una composición tipográfica que la diferencie (tipo de letra, estilo o color de fondo) claramente del resto de la lista de ingredientes y con un tamaño mínimo de letra.

La lista de ingredientes incluye las sustancias o productos que se utilizan en la fabricación del alimento y que permanecen en el producto final y siempre por orden de mayor a menor peso.

Resulta muy útil conocer esto para comparar varios productos:
Por ejemplo, en el mercado podemos encontrar dos tipos de patés: uno con ingredientes: carne de cerdo, tocino de cerdo… y el otro con ingredientes: tocino de cerdo, carne de cerdo…
El segundo paté contiene como ingrediente principal tocino de cerdo, mientras que el primero contiene carne. Seleccionaríamos por tanto el paté elaborado a base de carne.

La lista de ingredientes es obligatoria, excepto en algunos productos:

  • los que proceden de un solo ingrediente; frutas, hortalizas y patatas sin manipular
  • vinagres de fermentación sin otros ingredientes añadidos
  • queso, mantequilla, leche y nata fermentada sin ingredientes añadidos en el proceso
  • bebidas que tengan más de 1,2 % en volumen de alcohol

Información nutricional obligatoria

El valor energético y la cantidad de nutrientes se expresan por 100 g o 100 ml.

La información nutricional obligatoria debe incluir:

  1. Valor enérgetico expresado en Kilojulios -kJ- y Kilocalorías -kcal-
  2. Grasas en gramos
  3. Grasas saturadas en gramos
  4. Hidratos de carbono en gramos
  5. Azúcares en gramos
  6. Proteínas en gramos
  7. Sal en gramos
información nutricional

Información nutricional de declaración obligatoria

Sal

El contenido en sal es calculado según la fórmula:

Sal = Contenido en Sodio (Na) x 2,5

Se contabiliza cualquier ingrediente o sustancia química añadida que contenga sodio, como la sacarina sódica o el bicarbonato sódico.

Podrá declararse que el contenido de sal se debe exclusivamente al sodio presente de forma natural en el alimento en alimentos a los que no se ha añadido sal.

Información nutricional opcional

La información nutricional obligatoria puede completarse con la indicación de la cantidad de una o varias de las siguientes sustancias:

  • Grasas monoinsaturadas
  • Grasas poliinsaturadas
  • Polialcoholes
  • Almidón
  • Fibra alimentaria
  • Vitaminas y minerales
etiquetado nutricional completo

Información nutricional completa

Las vitaminas y minerales deben expresarse además como porcentaje de las ingestas de referencia (IR)

Las vitaminas y minerales pueden indicarse opcionalmente en la etiqueta en caso de que estén presentes en cantidades significativas.

¿Qué es una cantidad significativa de un nutriente?

Se considera cantidad significativa:

  • El 15 % (el 7,5 % en el caso de las bebidas) de los valores de referencia establecidos para adultos de ese nutriente y suministrados por 100 g o 100 ml de producto, o
  • El 15 % de los valores de referencia establecidos para adultos de ese nutriente por porción si el envase solamente contiene una porción

Además el etiquetado puede declarar la información nutricional por porción o unidad de consumo. En ese caso, la porción de consumo debe ser fácilmente reconocible por el consumidor y estar indicada en la etiqueta al lado de la información nutricional junto al número de porciones contenidas en el envase.

En qué fijarse y en qué no fijarse: consejos

Si eres alérgico lo primero que debes mirar es los alergenos.

A la hora de leer el etiquetado nutricional debemos observar siempre que los valores se expresen por 100 g (o 100 ml) de producto, no por porción. De esta forma obtendremos que todos los valores del etiquetado se corresponden a porcentajes.

Por ejemplo, si en 100 g de producto hay 12 g de proteínas, el producto contiene el 12 % de proteínas.
Si observáramos una porción diferente a 100 g, tendríamos que hacer una regla de tres, que es más complicado mentalmente.
Puesto que es de obligado cumplimiento expresar la información por 100g debemos fijarnos siempre en esta información

Un error muy frecuente es observar la energía o las calorías (Kcal) que aporta el producto

Puesto que las calorías son la suma de 3 nutrientes -grasas, proteínas e hidratos de carbono-, un dato de calorías aislado no ayuda a determinar la procedencia ni calidad de los nutrientes.
Por ejemplo, 100 g de un alimento que aporta 400 Kcal podría ser un alimento rico en azúcares, en grasas… o un saludable pan integral.

Lo correcto es observar las grasas que aporta, los azúcares y en última instancia las grasas saturadas y la sal

Los productos industriales están caracterizados por alto contenido en azúcares, sal y/o grasas.
Por tanto es esperable que la mayoría de ellos sean ricos en estos dos nutrientes.

Por su elevado aporte energético frente a los hidratos de carbono (9 Kcal por gramo de las grasas frente a 4 de los hidratos de carbono), es fundamental fijarse primero en el contenido en grasas.

¿Cuánta grasa debe contener como máximo?

El contenido en grasa máximo aconsejable que debe es muy relativo: si bien en muchos productos alimentarios el 15% puede ser un límite máximo muy aceptable, en otros es completamente intolerable, como por ejemplo en unos cereales de desayuno.

Lo mismo ocurre con el contenido en azúcares: es frecuente que los productos contengan del 10 al 15% de azúcares.

Lo que es indudable es que cualquiera que contenga el 25% -la cuarta parte- o más de azúcar es un producto lejos de ser saludable, como por ejemplo cereales de desayuno azucarados, y por tanto no cabe en una dieta adecuada.

En general, para productos industriales, discriminar los que contienen el 15% o más de grasas totales o de azúcares ayuda a eliminar sistemáticamente una gran parte de productos industriales de escaso o nulo valor nutricional.

En cuanto a los hidratos de carbonodeben seleccionarse los que contengan menos azúcares. Se recomienda consumir menos de 30 gramos de azúcares al día.

Siempre es bueno restringir el consumo de sodio. Se recomienda consumir menos de 5 gramos de sal al día.

Siempre es posible elegir entre dos productos: uno de los dos siempre es más saludable que el otro. Seleccione el más saludable en base a su contenido en grasas y azúcares principalmente.


helado

Helados y Sorbetes


Con la llegada del verano se dispara el consumo de helados y sorbetes.

Aunque gozan de una muy mala reputación, los helados clásicos no son tan malos como la mayoría piensa.

Ser conscientes de la composición nutricional de cada tipo de helado nos permitirá elegir en cada caso el más adecuado.

Helados: Clasificación

Existen 2 tipos bien diferenciados:

  1. Helados, resultantes de batir y congelar una mezcla pasterizada y homogeneizada de leche, derivados de leche y otros productos alimenticios.
  2. Sorbetes, resultantes de congelar una mezcla pasterizada y homogenizada de agua, leche, derivados lácteos y otros productos alimenticios.

Es decir, los helados están elaborados fundamentalmente con leche, mientras que en los sorbetes el ingrediente principal es agua.

Tipos

Se clasifican en varios tipos:

  • Helados:
  • Mantecados
  • de nata
  • de crema
  • de leche
  • de fruta
  • especiales
  • Sorbetes:
  • de leche
  • de frutas
  • Tartas heladas

helados

Composición y Valor Nutricional

Helados mantecados

Contienen un mínimo del 12% de grasa y 15% de azúcar -sacarosa-.

Helados de nata

Aportan como ingrediente principal un mínimo del 60% de nata y 15% de azúcar -sacarosa-.

Helados de cremas

Contienen un mínimo del 8% de grasa y 13% de azúcar -sacarosa-.

Helados de leche

Aportan un mínimo del 2,5% de grasa y 13% de azúcar -sacarosa-.

Helados de frutas

Son la mezcla de cualquiera de los anteriores con un mínimo de 10% de fruta o sus equivalentes en zumo natural.

Sorbetes de leche

Contienen un mínimo del 8% de grasa y 15% de azúcar -sacarosa-.

Sorbetes de frutas

Mínimo del 3% de frutas o derivados y 15% de azúcar -sacarosa-.

Tartas heladas

Es simplemente una presentación de cualquiera de los anteriormente descritos, en cualquiera de sus variedades y mezclas.

Análisis Nutricional

Por su valor nutricional y menor aporte calórico, deben seleccionarse los de menor contenido en grasas.

El contenido en azúcar es elevado y similar en todos, del 13 al 15%.

Los más grasos son los elaborados a base de nata o los que llevan nata en su composición.
Esto puede comprobarse en la lista de ingredientes del etiquetado.

Si tenemos en cuenta que el contenido en azúcar es elevado y similar en los diferentes tipos (del 13 al 15%), debemos seleccionar aquellos con menos grasas o los que tengan un valor nutricional añadido extra, como frutas.

Los aditivos utilizados suelen estar en mayor proporción en los elaborados a base de leche ya que presentan mayor dificultad a la hora de homogeneizar, estabilizar o congelar el producto.

Por orden de preferencia a la hora de seleccionar el helado, establecería:

Sorbetes de frutas, de leche, helados de frutas, de leche, de crema y de nata, siendo los mantecados los menos recomendados por su mayor aporte en grasas.

Por su contenido en azúcares, las personas con glucosa elevada deben controlar o evitar su consumo.

Igualmente puede utilizarse ese contenido en azúcares como medio para reponer rápidamente energía.


me gusta la leche

Yogures vs Postres lácteos: Análisis, valor nutricional


El yogur es el alimento producto de la fermentación de la leche.

Desde su aparición al yogur se le han atribuido numerosas propiedades, basadas en los efectos beneficiosos de las bacterias en nuestro organismo.

Los postres lácteos son yogures pasteurizados después de la fermentación: es decir, sus bacterias no están vivas.

¿Tienen las mismas propiedades? ¿Es beneficioso consumir yogures?

Yogur y Yogur pasteurizado

El yogur es el alimento producto de la fermentación de la leche por las bacterias Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophillus. Como resultado del proceso las bacterias permanecen vivas y por eso los yogures deben conservarse en frío.

El yogur pasteurizado después de la fermentación es el que sufre una pasteurización posterior a la fermentación.
El proceso de pasteurizado elimina todas las bacterias vivas propias del yogur, además de cualquier otro microorganismo, lo que permite su conservación sin frío de forma similar a lo que ocurre con la leche pasteurizada.

Los efectos y propiedades nutricionales del yogur clásico son superiores a los del yogur pasteurizado ya que el pasteurizado no contiene bacterias vivas

Yogur. Efectos Beneficiosos

Desde su aparición se le han atribuido al yogur numerosas propiedades. Todas estas propiedades beneficiosas se le atribuyen por al aporte de sus bacterias vivas. Las bacterias del yogur permanecen vivas hasta su consumo, lo que presuntamente repercute en una mejora en la salud.
Desde el nacimiento del primer yogur a principios de siglo incluso se han patentado microorganismos que fermentan la leche, la mayoría de ellos bífidobacterias.
yogur

Efecto probiótico

La colonización de las bacterias del yogur en el intestino humano produciría un efecto denominado probiótico que resulta en:

  1. Una mejora de la utilización de los nutrientes por interacción bacteriana,
  2. aporte extra de nutrientes como resultado de la misma acción y
  3. impedimento de colonización de bacterias patógenas lo que se traduce en una cierta protección inmunológica

El efecto probiótico, de producirse, sólo se produce en el caso de que las bacterias estén vivas en el momento de la ingesta del producto. Los yogures pasteurizados después de la fermentación no contienen bacterias vivas.

Ausencia de lactosa

Durante el proceso de fermentación, las bacterias utilizan la lactosa de la leche como nutriente por lo que la lactosa queda prácticamente eliminada. Esto ocurre tanto en los yogures clásicos como en los pasteurizados después de la fermentación. Esto ha permitido su consumo incluso entre personas con problemas de digestión de lactosa, en las que el yogur es admitido.

Modulador inmune

Otro de los supuestos efectos del yogur, es su efecto modulador de la respuesta inmune. Esto se explica por la respuesta inmunológica de nuestro organismo ante la ingesta de bacterias. Por un lado las bacterias colonizadoras limitan el espacio de colonización de otras, compiten por los nutrientes y el medio, lo que facilita la prevención de la colonización de bacterias patógenas.

Investigaciones

El efecto beneficioso causado por las bacterias del yogur sigue siendo motivo de controversia en la comunidad científica. Pueden encontrarse tantos estudios con resultados positivos sobre sus efectos, como estudios con resultados negativos.

En 2008 se presentó en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid un estudio en el que se probaba la ineficacia del yogur como alimento probiótico. Se compararon los efectos del yogur pasteurizado y tradicional bajo cuatro criterios:

  • la supervivencia en el intestino de los gérmenes productores del yogur
  • las diferencias de los efectos sobre los parámetros que miden la inmunidad
  • la comparación de los efectos sobre el bienestar gastrointestinal
  • los resultados de los tests de intolerancia a la lactosa tras la ingesta de ambos productos

Los resultados del estudio fueron sorprendentes y mostraron que:

  1. No se produce una colonización en el intestino de gérmenes ingeridos vivos, por lo que el yogur tradicional no se comporta como probiótico
  2. La ingesta de yogur tradicional o pasteurizado no influye en la dotación inmunológica de sujetos sanos
  3. La intolerancia a la lactosa no es diferente tras la ingesta de yogur tradicional o pasteurizado
  4. El bienestar gastrointestinal de sujetos sanos no cambia después de tomar yogur tradicional o pasteurizado

Conclusiones

Es posible que el yogur tradicional posea propiedades beneficiosas que el yogur pasteurizado después de la fermentación no posea.
Es necesario ahondar mucho más y realizar más estudios antes de poder asegurar el efecto positivo de las bacterias del yogur o establecer su ineficacia.

Es importante recordar que cada vez más los estudios apuntan que las bacterias intestinales poseen capacidad de interaccionar con nuestro sistema digestivo. Algunos estudios establecen por ejemplo relación entre la composición de la flora bacteriana y el desarrollo de obesidad. Las bifidobacterias de Nestlé, Danone, etc, han sido diseñadas a partir de cepas ya existentes. Sus efectos e interacciones a largo plazo son desconocidos e impredecibles, así como su interacción con el resto de la flora y sus efectos.

Para mantener una ingesta adecuada de calcio es recomendable el consumo diario de yogures normales típicos (así como yogures pasteurizados cuando no sea posible su conservación).

me gusta la leche

 


queso

Queso: Valor nutricional


El queso es un alimento fresco o curado, fruto de la coagulación de la leche y posterior separación del suero.

Existen ciento de tipos de quesos en función de la leche utilizada, la maduración, microorganismos añadidos, etc.

Es fuente importante de calcio y proteínas. Pero también de grasas.

¿Cuánto queso podemos consumir? ¿Qué quesos son más grasos?

Queso: Valor nutricional

Clasificación de el Queso

Según su procedimiento de elaboración, se clasifican en quesos frescos, quesos afinados, madurados y fermentados y quesos fundidos.

Más común y práctica es su clasificación según su contenido graso, en función del contenido total en grasas calculado sobre el extracto seco -es decir, sin agua-. Según esta clasificación, encontramos:

  • Queso Doble Graso, con un mínimo de grasa del 60%
  • Queso Extragraso, con un contenido mínimo del 45%
  • Queso Graso, con contenido mínimo del 40% de grasa
  • Queso Semigraso, que contiene un mínimo de 25%
  • Queso Magro, con un contenido que como máximo puede alcanzar el 25% de grasa

Los quesos fundidos deben contener al menos 40% de grasa, como los quesos grasos

Esta clasificación nos permite intuír que el queso es un alimento muy rico en grasa.

En cuanto a los quesos magros y en concreto el queso fresco y “tipo Burgos”, su contenido en grasa no suele ser inferior al 15% a menos que se trate de una versión de queso bajo en grasa o “light” o que sea 0%.

Es aconsejable revisar el contenido graso en el etiquetado nutricional para asegurarse que realmente contienen una cantidad aceptable para nuestros propósitos dietéticos.

Todos los quesos -a menos que sea 0 %- aportan un mínimo de 15% de grasa

Valor nutricional de los quesos más comunes

quesos: valor nutricional

Conclusiones

El queso es un alimento muy rico en grasa cuyo consumo debe ser ocasional, especialmente en personas con exceso de peso. También contiene colesterol y sal, por lo que debe moderarse su consumo en diabéticos e hipertensos.

Para reducir el contenido de grasa, sal y colesterol en la dieta sin disminuír el aporte de calcio, pueden sustituirse por versiones de quesos frescos, desnatados y 0%, requesón o por la amplia variedad de productos lácteos disponible cuyo contenido en grasas es 0%, como en los yogures actuales, además de leche desnatada y semidesnatada.

La oferta para alcanzar las recomendaciones de calcio en caso necesario puede completarse con el consumo de alimentos enriquecidos en calcio, que pueden ser beneficiosos si se toman bajo supervisión, en base a una dieta equilibrada y variada y nunca como sustitutos de una dieta deficiente o desequilibrada.

Está completamente desaconsejado el consumo de alimentos enriquecidos en calcio o de suplementos de calcio sin supervisión, ya que la ingesta excesiva de calcio puede producir alteraciones y enfermedades.

El consumo excesivo de calcio (como el de otros minerales y vitaminas) está asociado a problemas de salud que pueden ser graves.

quesos de españa


hamburguesas

Hamburguesas: Valor nutricional


La comida rápida ha hecho mella en la sociedad. Ya nadie se resiste a un menú de hamburguesa, patatas y bebida, desde lo más jóvenes hasta los abuelos.

Por definición la comida rápida debe consumirse ocasionalmente. Pero a veces la falta de tiempo, comodidad, precio asequible… nos empujan a comer en uno de estos restaurantes.

Este artículo analiza la oferta disponible de hamburguesas, menús y postres de Burger King y Mc Donald´s.

Comer fuera de casa: Mc Donald´s y Burger King

De todos es conocida la mala reputación de la calidad de la carne de los restaurantes de hamburguesas tipo Mc Donald´s o Burger King. Mc Donald´s desde hace ya muchos años inició un lavado su imagen con campañas específicas. McDonald´s asegura seguir un completo trazado de las carnes que utilizan. Además, ambas han añadido a su oferta otros alimentos considerados tradicionalmente más sanos como zumos, yogures, gazpacho, fruta y batidos.

hamburguesas

 

Elegir lo más sano

Llega el momento de pedir. ¿Qué elijo? ¿Qué no elijo?

El “menú” compuesto por hamburguesa, patatas y bebida, no es una opción saludable.

Las patatas fritas de Mc Donald´s contienen 15 g de grasa/100 g de alimento lo que suponen de 10 a 23 g para una ración dependiendo del tamaño. Además de la sal.
Burger King declara tener en sus patatas menos grasas que las de McDonalds -13,5 a 14 g / 100g-.

Las cifras son orientativas y están basadas en datos medios. Hay que tener en cuenta que pueden verse modificadas en función del tiempo que permanecen en la freídora y/o el tiempo que se escurren.

En cuanto al contenido de sal en diferentes cadenas un estudio reciente ha demostrado una gran diferencia en el contenido de sal de sus productos en diferentes países, siendo EE.UU uno de los países en los que más sal se encontró.

La hamburguesa

Una hamburguesa puede ser bastante “insana” nutricionalmente hablando o sana. ¿De qué depende? Además del propio contenido graso de la carne -tipo de corte-, depende de si lleva o no salsas -mayonesa u otra salsa grasa-, queso o bacon, etc.

Todas las hamburguesas aportan grasas saturadas, cantidad que puede variar de 1g en la hamburguesa McPollo a casi 7 g por 100 g en la crispy McBacon, en la doble con queso o la cuarto de libra con queso en McDonald´s.

En Burger King, una hamburguesa Whopper, Tender Crisp y Whopper Jr contienen unos 12 g de grasas por 100 g (35 g por Whopper, 37-38 en tender Crisp y 18 g en un Whopper Jr).
hamburguesas

Las hamburguesas más grasas son:
En el Burger King: Crispy Chicken -unos 30g de grasa por 100g- y Long Chicken, Doble Bacon Cheeseburger, Cheeseburger, Big King y Big King XXL -unos 15 a 16g /100g-.
En el McDonalds: La más grasa contiene 19.75 g de grasa/100g –Crispy McBacon-. Le siguen con 13 a 14g de grasa/100g –McNuggets, Big McRoyal Deluxe y McRoyal Deluxe-.

Así, mientras la media de grasa por hamburguesa en McDonalds es de 24.3 g, en BurgerKing es de 35.18 g.
Por valores de grasa por 100g de hamburguesa tendríamos una media de 12.5 g de grasa / 100 g en McDonalds y 15.7 g en BurgerKing.

Si te apetece tomar un gazpacho, en ambos establecimientos aporta unas 35 Kcal / 100ml y unos 3g de grasa, lo cual no está nada mal.

Ensaladas

De forma general, prácticamente toda la población conoce que las verduras de las ensaladas contienen muy pocas calorías y 0% de grasa. Los vegetales en general son alimentos ricos en agua, vitaminas y fibra.

No obstante que el aceite tenga propiedades positivas no indica ni tiene que ver con que su consumo sea libre.
El aceite de oliva virgen, el aceite de oliva, el de girasol… todos los aceites son 100% grasa y aportan la misma cantidad de energía.

En Burger King; Las ensaladas de queso fetta y pollo cruji son muy grasas incluso sin aliño -de 5 a 6g / 100g-. Las de pollo a la parrilla y miniensalada son prácticamente 0% grasa -sin aliño-.
En McDonalds; Las más grasas son de queso de cabra -casi 7g- y césar con pollo cruji -unos 6g de grasa / 100g-.

Las ensaladas más adecuadas son la de atún y ensalada con pollo a la plancha -unos 3 g-, y la de la huerta con 0% de grasa -sin aliño-.

Aliños

Para los aliños:
Burger King ofrece salsa de aceite y vinagre -20 g de grasa por ración y 67 / 100 g-, aliño balsámico -2 g / ración y 2 g / 100 g- y aliño normal -40 g / ración y 100 g / 100 g- .
McDonalds ofrece aceite y vinagre -con 28 g / ración, un 58% de grasas / 100 g- y vinagreta balsámica, más sana y con sólo 1 g de grasa / ración o 3 g / 100 g.

Bebidas y refrescos

En la elección de bebida queda eliminados los refrescos con gas y azúcar: prohibidos los refrescos Coca-cola y Fanta.

Espcialmente desde que Burger King permite rellenar la bebida indefinidamente.

Coca-cola contiene 11 g de azúcar / 100 ml, unas 44 Kcal.
Fanta contiene un poco más: 12.8 g de azúcar / 100 ml, unas 52 Kcal. En un vaso mediano tenemos por tanto 170 Kcal para Coca-cola y 210 para Fanta; y en uno grande hay 210 y 260 Kcal respectivamente.
El Sprite se encuentra “a caballo” entre ambos.
El Lipton aporta 28 Kcal / 100 ml, es decir unas 90 Kcal / lata, por lo que es mejor opción que las anteriores.

Importante recordar que todas estas calorías de estas bebidas corresponden a azúcar.

Por supuesto, también venden agua. Si quieres beber algo distinto de forma ocasional puedes optar por una bebida light.

Los batidos -fresa,vainilla y chocolate- aportan de 2.5 a 3 g de grasas por 100 g, lo cual es equiparable al contenido en grasa de la leche entera.

Postres

Para los postres, en Burger King tenemos el típico Sundae que aporta 6.5 a 7 g de grasa / 100 g; 9 g por unidad sin sirope y 11 g para los que tienen sirope.

En McDonalds los helados ofrecidos contienen algo menos de grasa: de 4 a 6.5 g / 100g ; 6 g por unidad de fresa, 7 g para de caramelo y 10 g por unidad para el de chocolate.

Análisis y Conclusiones

Se puede acudir de forma ocasional a estos establecimientos, especialmente si se está en un peso adecuado y se está sano.

Está desaconsejado en personas con sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, problemas cardiovasculares, diabetes y enfermedad renal.

Para personas sanas en un peso adecuado, que mantienen una vida activa físicamente, pueden optar por variedades de hamburguesa con menos grasa:
En McDonalds: la hamburguesa normal o regular, filete de pescado, McPollo y Big Mac.
En Burger King: Whopper Junior, Whopper y Tender crisp -picante u original-.

Evita consumir patatas fritas, sean normal o deluxe, por su altísimo contenido de grasas y sal.

Para beber, debéis optar por agua. Alternativamente una bebida light o zumo natural.
Puedes tomar un gazpacho. Ocasionalmente batidos de vainilla, fresa o chocolate.

Podemos tomar una ensalada de la huerta de Mc Donald´s o de pollo a la parrilla y miniensalada de Burger King. Aliño balsámico de Burger King o vinagreta balsámica de Mc Donald´s.

Hamburguesas: La normal o regular de Mc Donald´s o Mc Pollo.
En Burger King: Whopper, Tender Crisp o Whopper Jr.

En cualquier caso las hamburguesas no deben contener queso, bacon, mayonesa… Pide que se lo retiren a tu hamburguesa.

De postre puedes tomar yogur. También puedes tomar fruta, aunque se sirve cortada y envasada y por tanto poco sabrosa y nutritiva.

Se recomienda mantenerse activo, caminar a diario y practicar ejercicio físico regularmente.

Datos nutricionales obtenidos directamente de la información nutricional declarada por: McDonald´s – www.mcdonalds.com-. y Burger King – www.burgerking.es-.


brocoli

Brócoli Beneforté: el súper brócoli


Desde hace varios meses los medios de comunicación anuncian la existencia de una variedad de “super brócoli” al que se le atribuyen excelentes propiedades como antioxidante, contra el colesterol o como anticancerígeno.

La variedad de brócoli está siendo ya comercializado con el nombre de Beneforté en Estados Unidos.
Pero ¿qué hay de cierto en este nuevo Super Brócoli?

Brócoli: valor nutricional

El brócoli es una verdura u hortaliza, especialmente conocida por su acción protectora contra el cáncer, ación antioxidante, etc.
Esta acción se le atribuye a su contenido en sulforafano, un glucosinolato del grupo de los tioles cuya característica principal es la presencia de azufre en su estructura.

Los sulforafanos son sustancias presentes en el brócoli y otras plantas de la familia de las Crucíferas como el repollo, coliflor, la col blanca, la col roja, los rábanos, nabos o coles de bruselas.

Además el brócoli contiene un alto contenido en ácido ascórbico o vitamina C (87 mg / 100g), elevadas cantidades de vitamina A (69 Eq Retinol / 100g) y betacarotenos (414 mcg /100 g) y un mayor contenido proteico (4,4%) en relación con el resto de verduras (1,5-3%).

Destacar que a pesar de su rico contenido en vitamina C la práctica totalidad de ésta se pierden en la cocción.
brocoli

El “Super Brócoli”

Este brócoli está disponible en el Reino Unido gracias al trabajo de “The Institute of Food Research” de Norwich, UK.

El Institute of Food Research (IFR) es una empresa privada que se declara al servicio del bien público y de misiones de investigación sin beneficio. No obstante, las investigaciones, estudios o revelaciones de dicho Instituto tienen un impacto económico directo en la Alimentación y tendencias de consumo en el Reino Unido.

Este hecho, queda demostrado por sus propios informes como el “IFR Economic Impact” del que se desprende que las actuaciones del IFR en 2008 aportaron un valor añadido de 22,8 millones de libras, sólo en relación con alimentos procesados y refrigerados.

Antecedentes del Brócoli

En octubre de 2010, la polémica empresa Monsanto publicaba en sus noticias: “El brócoli Beneforté ofrece a los conumidores beneficios nutricionales. El nuevo producto aumenta las enzimas antioxidantes más que otro brócoli“.

Aseguran que contiene de 2 a 3 veces más glucorafanina y que ésta “aumenta de forma natural tus niveles de enzimas antioxidantes y estas enzimas ayudan a mantener la actividad antioxidante de vitaminas A, C y E en tu cuerpo.”

Creo importante destacar que Monsanto es una de las empresas de biotecnología con más controversia del mundo creadora de una famosa soja transgénica y un herbicida total para uso con esta soja, que elimina todas las hierbas excepto la soja que ellos proveen.
Para saber más sobre Monsanto podéis ver mi entrada en el blog: Monsanto y la Globalización de la Alimentación.

Aunque la noticia publicada en la web de Monsanto no revela implicación directa entre Monsanto y Apio Inc (la empresa distribuidora), la noticia sí hace referencia a la Divisón de Semillas Vegetales de Monsanto, división especial dedicada a la “innovación para mejorar la calidad y productividad vegetal”.

Más adelante, en agosto de 2011, Monsanto publicaba la comercialización de Beneforté en USA: “Beneforté® Broccoli – The Vegetable that Boosts Your Body’s Antioxidant Enzymes“.
Brócoli Beneforté – El vegetal que potencia las enzimas antioxidantes de tu cuerpo”:
Comercializado en Texas y sur de California gracias a la empresa Eat Smart.
Para complicarlo todo más Beneforté es marca registrada de Seminis Vegetable Seeds, Inc., mientras que Eat Smart es marca registrada de Apio, Inc.

El Brócoli Beneforté

Visito la web del producto http://www.beneforte.com.

Lo primero que me llama la atención: el aviso de que la información contenida en el sitio web aplica sólo a USA. ” The information contained in this website is applicable to the USA only”.

Según su sitio web, este brócoli es el resultado de 10 años de polinizaciones cruzadas, consiguiendo una variedad con un mayor contenido en glucorafaninas.

Sus razones para consumirlo se reducen a una declaración de que “contiene de 2 a 3 veces más de glucorafanina y que ésta aumenta de forma natural tus niveles de enzimas antioxidantes“.

No hace referencia científica alguna sobre la glucorafanina. Tampoco la cita realmente en sus alegaciones científicas: “El brócoli es rico en vitaminas A y C y es una buena fuente de fibra dietética. Las dietas bajas en grasas saturadas y colesterol y ricas en frutas, vegetales y cereales que contienen algunos tipos de fibra, en especial fibra soluble, pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, las dietas bajas en grasa y ricas en frutas y vegetales pueden reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer”.

Brócoli Beneforté. Análisis y Conclusiones

  • La mayoría de los estudios sobre el cáncer y su prevención coinciden en la necesidad de incluir frutas y verduras de forma regular y diaria en nuestra dieta.
  • Las recomendaciones actuales incluyen dos raciones diarias de verdura y 2 a 3 piezas de fruta. Sin embargo no se ha establecido la cantidad diaria aconsejada para ningún alimento específico, fruta ni verdura.
  • Recalcar la necesidad de llevar una dieta variada, que incluya todo tipo de alimentos y en distintas presentaciones (fresco, congelado, etc).
  • Mientras los estudios no sean concluyentes no es aconsejable consumir ningún alimento específico.
  • En la actualidad no existen pautas ni recomendaciones dietéticas diarias para ingesta de sulforafanos / glucorafaninas. Tampoco se ha establecido su toxicidad.
  • Se constata una interacción entre los sulforananos y algunas enzimas hepáticas desintoxicantes de fármacos, por lo que puede verse modificado el metabolismo y cinética farmacológica, y con ello su efecto, duración, dosis o excreción, lo que debe tenerse en cuenta a la hora de prescribir ciertos fármacos.
  • El propio distribuidor en USA no posee bibliografia ni estudios que avalen la glucorafanina, composición del producto, uso, contraindicaciones, inocuidad, etc.
  • No existen estudios que revelen eficacia de glucorafaninas en la disminución del estrés oxidativo celular que desencadene en una protección contra enfermedades cardiovasculares ni cáncer. Las referencias científicas actuales son estudios de pocos individuos, elaborados con ratas y en cortos períodos de tiempo y asumiendo determinadas hipótesis aún no probadas.

Se aproxima una nueva oleada de marketing en España para vendernos el “súper brócoli” sin efectos conocidos.