Entradas

cereales de desayuno

Cereales de desayuno: Análisis nutricional y Comparativa

Cereales de desayuno

Existen montones de cereales de desayuno en el mercado. A veces uno quiere cuidarse y adquirir unos cereales integrales más sanos para su día a día y no sabe cuales elegir. Sea porque tengan menos grasa y son más aptos para dietas de adelgazamiento, definición muscular y control de peso, o porque quieran adquirir unos cereales con mayor cantidad de fibra y que les ayude a mantener una ingesta de fibra adecuada y regular, los cereales de desayuno, integrales o no, pueden ser una buen opción de desayuno.

Esta entrada os ayudará a la hora de decidir qué cereales integrales elegir.

Estos son los cereales integrales más conocidos. Eso no quiere decir que sean todos los cereales, ni los mejores cereales, ni los más sanos. Simplemente son los que más anuncian y soléis comprar.

Análisis nutricional de cereales de desayuno

Contenido de grasas en cereales de desayuno

Los cereales con menor contenido en grasas son -por orden de menor a mayor-:

Original de Fitness de NestleClassic de Special K y Frutas rojas de Special Kcon un 1,3 – 1,5 % de grasas totales (1,3 a 1,5 g de grasa por 100g de producto)

Le siguen Fruits de Fitness de Nestle, Flakes de All Bran de Kellogg´s y Almohadillas de Fruta y Fibra de All Bran de Kellogg´s y Sensations Natural, Avena Integral con miel y Delicia de manzana de Special K, con un 1,5 – 2,5 % de grasas totales.

Los cereales con mayor contenido en grasas son: Chocolate, Chocolate blanco y Chocolate Negro de Fitness de Nestle, Flakes Chocolate y Fruta y Fibra de All Bran, y Chocolate Negro y Chocolate con leche de Special K, con un 6-7% de grasa total.

Por último, aquellos cereales con un contenido en grasa extremadamente alto: Choco y Crujientes al toque de vainilla de All Bran, con un 9 – 11 % de grasas totales.

Contenido de azúcares en cereales de desayuno

Los cereales con menor contenido en azúcares son: Almohadillas de Fruta y Fibra de All Bran, Original de Fitness de Nestle, All Bran Plus y All Bran Choco, Classic y Avena Integral con miel de Special K, que varían de 13 a 20% de azúcares totales.

Contenido de fibra en cereales de desayuno

Los cereales con mayor contenido en fibra son All Bran Plus, con un 27% de fibra. El resto de cereales de All Bran son los que más fibra tienen, con un mínimo del 9% y hasta un 15%.

Los cereales de Fitness de Nestlé contienen del 5-7% de fibra.

Los cereales de la familia Special K son los que menos fibra contienen: menos del 5% de fibra.

Contenido en sal de cereales de desayuno

Casi todos los cereales contienen mucha sal, aproximadamente un 1%.

Los cereales de desayuno con menos sal son:  Choco de All BranAlmohadillas de Fruta y Fibra de All Bran, Fruits y Miel y Almendras de Fitness de Nestlécon menos del 0,1% de sal.

Le siguen Sensations Natural y de Fresa de Special K, con un 0,6% de sal.

El resto de cereales contienen al menos 1% de sal (1g de sal por 100g de producto).

Marcas de cereales

Cereales de desayuno Fitness de Nestlé

cereales fitness

Cereales de desayuno All Bran de Kellogg´s

all bran kellogs

Cereales de desayuno Special K de Kellogg´s

cereales de desayuno special k

Cereales enriquecidos

Algunos cereales están enriquecidos en minerales, lo que debe tenerse en cuenta.

Un déficit de minerales puede producir enfermedades y carencias nutricionales. Sin embargo, un exceso también puede conducir a problemas de salud y enfermedades.

Igualmente, ante una carencia nutricional leve puede optarse por unos cereales de desayuno enriquecidos en ese nutriente.

La mayoría de cereales del mercado están enriquecidos en alguna vitamina hidrosoluble: B1, B2, Niacina, B6, Ácido fólico, Ácido pantoténico, B12 y vitamina C.

Los cereales Fitness de Nestlé están enriquecidos en calcio. Lo que podría parecer una ventaja puede tornarse más un inconveniente teniendo en cuenta que se les añade leche, alimento de por sí rico en calcio.
Debe tenerse en cuenta a la hora de no sobrepasar la ingesta recomendada de calcio, ya que podría producir un aumento en la ingesta de calcio y un posible aumento en el riesgo de mortalidad.

El hierro es un mineral también frecuentemente añadido a cereales de desayuno. Todos los cereales de desayuno estudiados contienen hierro en cantidades que varían de 8 a 15 mg por 100 g de producto.
Es decir, 100 g de cereales de desayuno aportarían del 50 al 100% de las recomendaciones de hierro aproximadamente.

Sólo dos de los cereales estudiados contienen zinc aunque con cantidades entre sí muy dispares: All Bran Plus y All Bran Flakes contienen 6 y 2,5 mg por 100g respectivamente.

Los mejores cereales de desayuno de cada marca

Todos los cereales Fitness de Nestle contienen de 0-9 a 1g de sal por 100g, lo que resulta elevado. De todos lo Fitness de Nestle Original supera al resto de cereales Fitness con el menor contenido de azúcares 17%, menor contenido en grasas 1,3%, superior fibra 6,2% y contenido en hierro 14,9mg /100g.

Las Almohadillas de fruta y fibra de All Bran apenas contienen sal (0,08g/100g). Dentro de su marca además contienen pocas grasas 2%, pocos azúcares 13% y un 9% de fibra.

Dentro de Special K, Sensations Natural y Avena Integral con miel contienen menos sal que Special K Classic (0,6-0,7g/100g frente a 1,1g/100g del Classic). Los tres son a pesar de todo, opciones bajas en grasas y azúcares. La variedad frutas rojas también es baja en grasa y por contener más azúcar y hierro puede servir para alternar con un sabor más dulce.

Conclusiones

  • Se debe vigilar el consumo de Fitness de Nestle con otros lácteos enriquecidos en Calcio o con suplementos de Calcio. Fitness de Nestle están enriquecidos en Calcio. Los estudios actuales en mujeres demuestran que el exceso de calcio en la dieta puede ser muy perjudicial.
  • Sin embargo los cereales Fitness de Nestle pueden ser útiles en casos de personas que no consumen leche de vaca y que consumen leche de soja y otras leches vegetales sin calcio, ya sea porque sean alérgicos a la leche de vaca, intolerantes a la lactosa o vegetarianos.
  • Las personas con mayores problemas de estreñimiento deberían elegir All Bran Plus por su elevado contenido en fibra, con un  27%.
  • All Bran Plus también aumentar la ingesta de zinc (o All Bran Flakes).
  • All Bran Choco no es una buena opción de desayuno diario, con un 10% de grasas.
  • Si padeces hipertensión arterial, todos estos cereales están restringidos, a excepción de Choco de All BranAlmohadillas de Fruta y Fibra de All Bran, Fruits y Miel y Almendras de Fitness de Nestlé.
Compartelo con tus amig@s:
azúcar en alimentos

Azúcar en alimentos. Cómo medirlo. Cuánto es mucho azúcar.

Azúcar en alimentos y azúcares añadidos

No cabe duda de que el azúcar en alimentos es una de las mayores preocupaciones del consumidor.
Se nos olvida que los alimentos procesados son así: con azúcar y grasa barata.

Miles de noticias sobre los efectos perjudiciales del azúcar en la salud han abordado las redes: Dietistas españoles, Dietistas de todo el mundo, Asociaciones internacionales…todos han dedicado un espacio a los efectos negativos del azúcar. Apelando a estudios y revisiones que analizan sus efectos y denunciando los que han sido financiados por empresas interesadas…

A mí lo que al principio me fascinaba ha terminado por hacerme gracia: ver una y otra vez la evidencia más evidente, repetida hasta la más extenuante saciedad:

el azúcar es malo

Actualmente no es posible ver más de 5 entradas relacionadas con Nutrición sin que alguien nos ilumine de sabiduría con la idea de que el azúcar en alimentos es malo… 😴

me aburro

Sabemos que el azúcar es malo desde hace décadas.

Que tiene relación con el sobrepeso, la obesidad, la diabetes

Y es muy poco probable -imposible- que en el futuro se pueda demostrar lo contrario.

Algunos parecen además confundir la diferencia entre azúcar en alimentos y azúcar añadido. No es lo mismo comparar el azúcar en alimentos, el presente de forma natural, con el azúcar añadido a ese mismo alimento. No es lo mismo un zumo de naranja natural, que un zumo de naranja al que hemos añadido azúcar -porque nos gusta dulce-. Creo que esto es evidente. El azúcar en alimentos es normal, forma parte de que ese alimento sea ese alimento y no otro. No se pueden desazucarar los alimentos. Nos centramos siempre en el azúcar añadido o los azúcares añadidos.

¿Cuánto azúcar añadido puedo consumir?

Lo más aconsejable es no consumir ningún azúcar añadido.

Hasta la fecha no se ha identificado evidencia alguna de que consumir menos del 5% de la energía total en forma de azúcares produzca daño alguno sobre la salud.

Esto no incluye el azúcar en alimentos presente de forma natural como las frutas frescas o la leche.

Una dieta adecuada y balanceada no tiene por qué incluir alimentos ricos en azúcar: debería incluir muy pocos alimentos con azúcar añadido.

El caso de las Frutas

La mayoría de organizaciones apuntan que el zumo de fruta debe contarse también como azúcar añadido, así como la miel. En este sentido quiero expresar mi disconformidad personal con este punto:

Dentro de una dieta balanceada, adecuada y variada no cabe lugar a consumir zumos de fruta en lugar de fruta fresca entera. Ni siquiera cuando son caseros y naturales. No son equivalentes. Son una alternativa. La futa debe consumirse entera y solo ocasionalmente en zumo o solo una de las raciones diarias.

El contenido en nutrientes así como la respuesta fisiológica, metabolismo y digestión, es diferente cuando se consume un zumo de fruta a cuando se consume la fruta entera. Además, al hacer un zumo se usa inevitablemente más de una pieza y por tanto aumenta el consumo de azúcares frente a tomar la fruta fresca.

Una ración de naranjas incluiría una naranja. Pero una naranja produce normalmente medio vaso. Una ración de fruta al día en zumo es saludable, el problema es que no hacemos el zumo de una naranja. Cuando usamos 2, 3.. o 4 naranjas para un zumo, ya deja de ser ua ración tan saludable.

La Miel

El azúcar en alimentos como la miel es -para mí- una excepción. Siempre y cuando hablemos de miel tradiconal de pueblo, no procesada y comercializada.
Si bien aporta azúcar, contiene infinidad de otros nutrientes e ingredientes que no deben ser menospreciados. Personalmente contaría la miel como azúcares añadidos, pero solo como la mitad. Es decir que si usamos 10 g de miel contaría 5 g. No deja de ser una opinión personal, no una recomendación.
Se sobreentiende que hablamos siempre de un consumo razonable en personas sanas, dentro de una vida activa y con una alimentación saludable.

OMS

Para la OMS, el consumo máximo de azúcares tanto para niños como adultos debe ser el 10% del total de la energía diaria, en un documento elaborado en 2015 y exclusivamente dedicado al azúcar.

Sugiere una reducción hasta el 5%, unos 30 gramos de azúcar al día.

National Health Institute NHS

El National Health Institute NHS, la sanidad Británica, sugiere un consumo diario máximo del 5% de la energia diaria para mayores de 11 años -30 gramos-.

Apunta que el 22,5% de azúcares en un producto es un contenido elevado y que menos de 5% es un contenido bajo.

En este punto quiero matizar con mi opinión la del NHS.

Desde hace tiempo aconsejo seguir lo que llamo la “norma del 15”evitar azúcar en alimentos procesados con más del 15% de grasas y /o azúcares sencillos.

Es una norma muy general pero ayuda a eliminar sistemáticamente muchos alimentos” basura” de la dieta.

Puesto que un alimento se considera fuente de un nutriente o rico en un nutriente cuando contiene el 15% o más de ese nutriente, no sería lógico aceptar un 22,5%como punto máximo como indica el NHS, ya que permite incluír muchos de los productos de bollería, repostería, pastelería
Mientras que disminuyendo a un máximo del 15% se discrimina la casi totalidad de estos productos.

American Heart Association AHA

La AHA recomienda un máximo de ingesta de azúcares de 36 gramos para hombres y 24 para mujeres -se sobreentiende un consumo energético de 2.200 Kcal diarias en hombres y 1.800 Kcal en mujeres-.

O lo que es lo mismo, un máximo del 10% del total de la ingesta calórica diaria.

Desde 2006 recomienda “minimizar la ingesta de bebidas y comida con azúcares añadidos”.

ChooseMyPlate, US Department of Agriculture

ChooseMyPlate ni siquiera hace referencia a una cantidad aconsejable, máxima aceptable o cantidad saludable de consumo de azúcar e alimentos.

Cuánto es mucho azúcar en alimentos procesados

Para la inmensa mayoría de alimentos procesados es normal y habitual el 10 % de azúcares (es decir, 10g de azúcar por cada 100g de alimento).

El 15 % es sin duda una cantidad excesiva en cualquier producto y aceptablemente razonable para poder comprar productos procesados ocasionalmente, por lo que 12-15 % puede ser el máximo de azúcar que podemos considerar. Esto no es una norma.

También depende del tamaño de la ración, es decir: “tiene 25 g de azúcar por 100 g” pero solo vas a comer 50 g 🙂 frente a “tiene 14 por 100 g” pero vas a comer 250 g 🙁

Y por supuesto depende de la edad, sexo, peso, actividad física y estado de salud o enfermedad.

El rollo de medir con azucarillos 😱

Una moda muy poco útil y confusa para el consumidor es medir el contenido de azúcar de los alimentos en base al número de azucarillos que contiene.

Y que desde mi punto de vista demuestra un gran desconocimiento por parte de quien la practica y como método de educación nutricional es confuso.

Me gustaría decir que solo ocurre en blogs de aficionados, pero desgraciadamente muchos Dietistas se han apuntado a hacer este tipo de comparaciones.

Por qué es inútil medir con azucarillos

Medir con azúcarillos el contenido de azúcar en alimentos es inútil porque:

  1. No se tiene en cuenta el azúcar naturalmente presente en el alimento.
    También hay que hacer una pequeña puntualización con respecto a los procesos alimentarios, ya que algunos de ellos consiguen que el almidón presente en el alimento, se rompa y convierta en azúcares sencillos, lo que daría un contenido en azúcares mayor al esperado para ese alimento en origen.
  2. No se tiene en cuenta el tipo de alimento. En algunos alimentos, como las mermeladas, repostería, bollería… la base es el azúcar. Sin embargo no se tiene en cuenta y se comparan con alimentos que en principio no deberían llevar tanta cantidad de azúcar.
  3. El peso de un azucarillo no es una medida estándar. Cada azucarillo fabricado pesa lo que el fabricante o cliente solicita. Además de que el azucarillo ha pasado a estar bastante en desuso para ser sustituido por el sobre de azúcar y por tanto mucha gente ha perdido la percepción de cómo es un azucarillo en su mano.
  4. A eso hay que sumarle el hecho de que normalmemte se presenta el alimento junto al número de azucarillos, pero ni siquiera se indica el peso del alimento en la representación.
  5. No es una unidad de medida científica ni aceptable.

Es intentar explicar algo que ya está explicado en el etiquetado desde hace años: el número de gramos de azúcar por 100 gramos de alimento.

No hay más que mirar el etiquetado nutricional y leer el contenido de azúcares.

Cuántos gramos de azúcar hay en un azucarillo o en un sobre

Si alguien se pregunta cuántos gramos de azúcar hay en un sobre, ocurre como con el azucarillo: de 7 a 10 gramos:

azúcar en alimentos

Cómo establecer correctamente el contenido de azúcar en alimentos

Para poder establecer el azúcar añadido en un producto, primero habría que conocer:

  1. los ingredientes en sus proporciones de cada uno de ellos
  2. el contenido de azúcares de esos alimentos

¿Lo demás? Perder el tiempo.

También quiero hacer una pequeña puntualización con respecto a los procesos alimentarios, ya que algunos de ellos consiguen que el almidón presente en el alimento se rompa y convierta en azúcares sencillos, lo que daría un contenido en azúcares mayor al esperado para ese alimento natural o en origen.

Por ejemplo, un tomate contiene en origen de forma natural 3,5 gramos de azúcares por 100 gramos.

Por consiguiente, cualquier producto que lleve tomates, contendrá como mínimo, 3,5 gramos de azúcar por 100 gramos de alimento.

Algunos añaden más confusión al pensar que un alimento ecológico contiene menos azúcar que uno normal. Los alimentos ecológicos se cultivan en condiciones ecológicas, pero su valor nutricional es similar.
Evidentemente engorda igual un kilo de azúcar ecológico que uno de azúcar normal. Y uno de tomates ecológicos que uno de tomates de invernadero -a igualdad de maduración-.

Por ejemplo, este bloguero indica un 7% de azúcar para este tomate frito:

tomate frito ecológico

Pero es incorrecto porque puesto que el tomate natural contiene 3,5 g,  solo contiene otros 3,5 de azúcar añadido, o un 3,5 % de azúcar añadido.

Del mismo etiquetado se podría haber deducido que la cantidad de azúcar añadido es menor de 5,3%, si tenemos en cuenta que:

  1. Los ingredientes de un producto se ordenan por orden decreciente en peso y
  2. En la lista de ingredientes, el ingrediente el azúcar se encuentra justo tras el aceite de oliva virgen extra, que se añade en un 5,3 %.

Que un producto alimentario contenga un 3,5% de azúcar añadido es lo normal y en alimentos procesados, óptimo. Prueba a hacer en casa un tomate frito casero añadiendo por cada kilo de tomate 53 gramos de aceite o 5 cucharadas soperas y 35 g de azúcar o dos cucharadas soperas.
Pues es lo que hacen ellos.
En casa creo que sería muy razonable hacer un tomate frito con ese azúcar.

Y para complicarlo más, a todo ello hay que añadir el nivel de maduración de las frutas utilizadas. Un tomate un poco más maduro contendrá una cantidad ligeramente mayor de azúcares con respecto a uno no madurado.

Puesto que el fabricante no está obligado a declarar las proporciones exactas de ingredientes, es extremadamente complicado conocer la cantidad de azúcar añadido. Desde luego es imposible para cualquiera que no conozca como mínimo el contenido de azúcares en alimentos.

Además requiere una enorme práctica y haber observado y estudiado cientos de etiquetas.

En España, la web http://www.sinazucar.org, pretende informar al consumidor sobre el contenido en azúcar. Pero con completo desconocimiento sobre alimentos.
Desgraciadamente parece ser el punto de referencia en comparativas de cuánto azúcar contienen los alimentos, también para profesionales de la Salud, incluidos Dietistas Nutricionistas.

El autor como el se define un “fotógrafo entusiasta de la alimentación saludable y nutrición deportiva” y tal y como indica en el método que desarrolla, “no tiene en cuenta el azúcar presente de forma natural en los alimentos”. En parte lógico porque es fotógrafo, no Dietista 😱

Además, utiliza azucarillos de 4 gramos, que frente a usarlos de 5 gramos, supone usar un 20% más de azucarillos: claro, eso causa más sensación.

Y para rematar “se edita la fotografía siguiendo las mismas técnicas publicitarias que usa la industria”, tal y como indica su web.

O sea, un no profesional de la salud haciendo sensacionalismo de la salud -y negocio-. Cuéntame algo nuevo.

Como he comentado, las representaciones con azucarillos carecen de relevancia educativa, conducen a malinterpretación, están hechas con afán sensacionalista y en definitiva no son representativas de la cantidad de azúcares añadidos a un alimento.

Otro ejemplo

Viendo esta representación gráfica, podría parecer que el zumo lleva azúcar añadido en gran cantidad:

minute maid

Pero lo cierto es que no. Veamos por qué.

Las naranjas contienen de forma natural en origen 8,5 gramos de azúcares por 100 gramos.(dependiendo de la variedad y la maduración, algo más).
La botella representada contiene 10 oz, 295 ml. Esto no se muestra en la foto y por tanto se pierde la perspectiva de los tamaños. Recuerda que el mismo pretende ser sensacionalista.
Por tanto la botella contendrá, como mínimo 8,5 gramos x 0,295 = 25,075 gramos de azúcar puro. Todo, procedente de las naranjas.

Como mínimo, 295 ml de zumo contienen 8,5 X 2,95 = 25,07 g de azúcares presentes de forma natural.
Considerando que de 100 g de naranjas no se obtienen 100 gramos de zumo, hay que exprimir más de 295 gramos de naranja para hacer 295 ml de zumo.

El fabricante nos indica en su etiquetado que su botella de 295 ml contiene 30 gramos de azúcares en lugar de los 25 calculados.

zumo naranja minute maid

¿Lleva azúcar añadido? No.

¿Es lo mismo que si lo llevara? No.

¿Es lo mismo tomar fruta fresca que zumo refrigerado? No, no he dicho eso.

Pero lo que es justo es justo: y una imagen con azucarillos frente a un zumo de naranja, no lo es.

En la imagen de los azucarillos se nos muestra junto a la botella 12 azucarillos.

Pero es que además, sabiendo que la botella contiene 30 gramos de azúcar por 100 g -lo declara el fabricante- y nos colocan 12 azucarillos, ¡¡¡están usando azucarillos de 2,5 gramos!!!

Y al menos en España, no existen. Ni por encargo.

 

Consejos para reducir el consumo de azúcares añadidos

Consejos generales

  1. Evitar al máximo productos procesados de todo tipo
  2. Observar con detenimiento el contenido en azúcares declarado en la información nutricional del etiquetado
  3. Entre productos iguales, seleccionar el que contenga menos azúcares
  4. Observar la lista de ingredientes del etiquetado: puesto que se ordenan por orden decreciente en peso, un alimento cuyo primer ingrediente sea azúcar, es definitivamente mucho más rico que el 15%. Normalmente también lo es cuando ocupa el segundo y el tercer lugar.
  5. Si añades azúcar, redúcelo progresivamente para consumir menos.

Consejos dietéticos

  1. Bebe siempre agua en lugar de refrescos y bebidas carbonatadas -aunque sean sin azúcar o edulcoradas artificialmente-.
  2. Bebe agua en copa, no de un vaso gordo o una botella. En copa se saborea.
  3. Cuando consumas fruta en conserva consume frutas en su jugo en lugar de frutas en almíbar.
  4. Selecciona cereales de desayuno sin azúcar añadido o con poco azúcar añadido. En cereales, un 8 % de azúcares totales es una cantidad aceptable, mientras que 12-15% ya es elevado.

El “chollo” del azúcar

La mayoría de los azúcares en la actualidad se producen a partir de la hidrólisis del almidón. Al romper la estructura de almidón y puesto que son cadenas de glucosa unidas entre sí, se obtiene glucosa.

El almidón a su vez se obtiene de cereales ricos en almidón, patatas, remolacha. Pero con el maíz transgénico y barato, principalmente del maíz. El maíz manipulado genéticamente ha per

beneo

mitido aumentar la producción de azúcar para responder a la demanda, al igual que la soja ha permitido una mayor producción de proteína vegetal y bebidas de soja.

Azúcar y Dietistas Nutricionistas españoles

A mí este tema, me produce pena. 😭

Dietistas Nutricionistas españoles se exaltan como locos en en las redes en contra del azúcar.

beneo

Pero la Fundación Española de Dietistas Nutricionistas incluye como “empresas colaboradoras” entre otras lindezas a Beneo. Kellog´s, Nestlé, Bicentury…también tienen lo suyo. 😡

Según la sección “Sobre Nosotros” de Beneo, Beneo forma parte de Südzucker Group: en alemán “azúcar del sur” 😡

Y desde la página de Südzucker Group nos informan que “El azúcar es nuestro negocio principal: Nuestras 29 fábricas de azúcar y 2 refinerías nos hacen el número 1 de Europa. Queremos continuar expandiendo nuestro negocio de azúcar en todo el mundo.”

Que suena un poco como al malo de los dibujos intentando dominar el mundo…

 

Conclusiones

  1. Las pautas de consumo en realidad no han cambiado: cuanto menos azúcar se consuma, mejor. Y ante la duda, hasta un máximo de 30 g de azúcar al día para adultos.
  2. Me parece una irresponsabilidad confundir a la población con falsos datos y confusos, sea por desidia o desconocimientoEs responsabilidad profesional de un Dietista Nutricionista un conocimiento exhaustivo en composición de alimentos, tal y como establecen las competencias generales de la profesión: “CG.3.1 Identificar y clasificar los alimentos y productos alimenticios. Saber analizar y determinar su composición, sus propiedades, su valor nutritivo, la biodisponibilidad de sus nutrientes, características organolépticas y las modificaciones que sufren como consecuencia de los procesos tecnológicos y culinarios“.
  3. Es importante que en el único país de Europa y posiblemente del mundo civilizado sin Dietistas Nutricionistas en la Sanidad, seamos profesionales serios, respetables y dignos de confianza, más que buscar las interacciones sociales y la popularidad.
  4. Hay que ser ético y congruente en las posturas profesionales. No se puede criticar acciones… mientras se colabora con los mismísimos actores que las llevan a cabo.
  5. Por último, hay que confiar la información sobre Nutrición y Dietética a los profesionales de la misma, esto es, Dietistas y Nutricionistas. No a aquellos que por los motivos que sea, disponen de mayor popularidad en las redes o cuentan con promoción interesada de terceros.

Recursos

Precio: EUR 40,52
Precio recomendado: EUR 42,65
Compartelo con tus amig@s:
Intolerancia a la fructosa

Intolerancia a la fructosa. Tratamiento dietético de la intolerancia a la fructosa.


La intolerancia a la fructosa es la incapacidad para metabolizar la fructosa y se produce por un déficit de la enzima fructosa 1-6 fosfato o aldolasa B.

Intolerancia a la fructosa

La fructosa se encuentra de forma natural en las frutas y la miel y forma parte de la estructura molecular de la sacarosa: la sacarosa está formada por fructosa.

La intolerancia a la fructosa puede ser una enfermedad leve o grave.

intolerancia fructosa

Causas de intolerancia a la fructosa

La causa principal es el déficit de la enzima aldolasa B. Esta enzima cataliza la conversión de fructosa 1-P a gliceraldehído y dihidrooxiacetona fosfato. Al no estar presente la aldolasa B se acumula fructosa 1-P, que produce toxicidad hepática.

La aldolasa B interviene en el metabolismo de la fructosa por lo que carencias y déficits de esta enzima conducen a la intolerancia a la fructosa.

Cuando el paciente ingiere fructosa se producen cambios complejos en su cuerpo: el cuerpo no puede utilizarla, el azúcar en sangre disminuye y se acumulan sustancias peligrosas en el hígado.

metabolismo fructosa

La intolerancia a la fructosa hereditaria se produce cuando ambos progenitores poseen un gen anormal de aldolasa B: en ese caso cada hijo tiene un 25% de probabilidades de ser afectado por intolerancia a la fructosa.

La intolerancia a la fructosa no es muy común y se calcula afecta hasta a 1 de cada 20 mil personas.

Tratamiento dietético de la intolerancia a la fructosa

Antes de seguir una dieta sin fructosa es imprescindible haber sido diagnosticado de intolerancia a la fructosa.

El único tratamiento eficaz para tratar la intolerancia a la fructosa es la eliminación completa de fructosa de la dieta

El tratamiento dietético puede ser complejo ya que otros azúcares producen fructosa al ser metabolizados:

La sacarosa, azúcar común o azúcar blanquilla es un disacárido compuesto por glucosa y fructosa.
En su metabolismo, se rompe en ambas moléculas, siendo la glucosa digerida normalmente. Pero los intolerantes a la fructosa tampoco pueden digerir la fructosa de la sacarosa, por lo que a los intolerantes a la fructosala ingestión de sacarosa también les produce intolerancia.

sacarosa

La sacarosa al ser metabolizada resulta en glucosa + fructosa

El sorbitol E-420 es un edulcorante artificial de cuyo metabolismo también se produce fructosa, por eso los pacientes con intolerancia a la fructosa no deben tomar sorbitol E-420.

Los pacientes con intolerancia a la fructosa deben evitar el consumo de sacarosa -azúcar común, azúcar blanquilla, azúcar moreno, azúcar de caña o azúcar de remolacha-
y de sorbitol -edulcorante acalórico-

El estado previo del paciente y su sistema digestivo determinará la flexibilidad de la dieta:
Las personas que padecen desde hace tiempo problemas digestivos y han sido diagnosticadas de forma tardía requieren acciones rápidas y drásticas para detener la intolerancia y recuperar la capacidad digestiva normal. Las diarreas frecuentes producen pérdida de agua, electrolitos, minerales y vitaminas que pueden agravar el estado de salud a corto y medio plazo.

Es importante no usar durante el tratamiento dietético fármacos antiácidos ya que enmascaran el efecto de la dieta y evita que puedan identificarse los alimentos que producen menor o mayor tolerancia. Además, está completamente desaconsejado el uso de fármacos antiácidos durante largos períodos de tiempo, ya que modifican y reducen la absorción de nutrientes.

alimentos sin fructosa

Recomendaciones para mejorar la tolerancia a la fructosa

  1. Los alimentos de origen animal no contienen fructosa si no han sido preparados: carnes, pescados, huevos, leche.
  2. La capacidad de absorción de la fructosa mejora cuando se ingiere con glucosa, lo que suele suponer una buena alternativa al azúcar común.
  3. Limita la ingesta de productos con mayor cantidad de fructosa que de glucosa, o que contengan fructosa y sorbitol: manzanas, peras, ciruelas, cerezas, melocotones, zumos de fruta comercial, algunos dulces, chicles y golosinas.
  4. Prueba a tomar una pequeña cantidad de alimentos que contengan fructosa repartidos a lo largo del día, tomando un máximo de 2-3 piezas al día.
  5. Las patatas viejas contienen menos fructosa que las nuevas.
  6. La cocción de verduras y frutas permite eliminar gran parte de la fructosa en el agua de cocción.
  7. Algunos medicamentos y jarabes llevan fructosa y/o sorbitol: consulta con tu médico las alternativas.

Complicaciones de la intolerancia a la fructosa

Las complicaciones más frecuentes a corto plazo incluyen hipoglucemia y enfermedad debido al consumo de alimentos con fructosa. A medio plazo es frecuente observar aumento de ácido úrico en sangre y gota. Las complicaciones pueden conducir a insuficiencia hepática y en casos graves, a la muerte.

 


Tablas de composición de alimentos

Precio: EUR 40,52
Precio recomendado: EUR 42,65

 


 

Compartelo con tus amig@s:
helado

Helados y Sorbetes


Con la llegada del verano se dispara el consumo de helados y sorbetes.

Aunque gozan de una muy mala reputación, los helados clásicos no son tan malos como la mayoría piensa.

Ser conscientes de la composición nutricional de cada tipo de helado nos permitirá elegir en cada caso el más adecuado.

Helados: Clasificación

Existen 2 tipos bien diferenciados:

  1. Helados, resultantes de batir y congelar una mezcla pasterizada y homogeneizada de leche, derivados de leche y otros productos alimenticios.
  2. Sorbetes, resultantes de congelar una mezcla pasterizada y homogenizada de agua, leche, derivados lácteos y otros productos alimenticios.

Es decir, los helados están elaborados fundamentalmente con leche, mientras que en los sorbetes el ingrediente principal es agua.

Tipos

Se clasifican en varios tipos:

  • Helados:
  • Mantecados
  • de nata
  • de crema
  • de leche
  • de fruta
  • especiales
  • Sorbetes:
  • de leche
  • de frutas
  • Tartas heladas

helados

Composición y Valor Nutricional

Helados mantecados

Contienen un mínimo del 12% de grasa y 15% de azúcar -sacarosa-.

Helados de nata

Aportan como ingrediente principal un mínimo del 60% de nata y 15% de azúcar -sacarosa-.

Helados de cremas

Contienen un mínimo del 8% de grasa y 13% de azúcar -sacarosa-.

Helados de leche

Aportan un mínimo del 2,5% de grasa y 13% de azúcar -sacarosa-.

Helados de frutas

Son la mezcla de cualquiera de los anteriores con un mínimo de 10% de fruta o sus equivalentes en zumo natural.

Sorbetes de leche

Contienen un mínimo del 8% de grasa y 15% de azúcar -sacarosa-.

Sorbetes de frutas

Mínimo del 3% de frutas o derivados y 15% de azúcar -sacarosa-.

Tartas heladas

Es simplemente una presentación de cualquiera de los anteriormente descritos, en cualquiera de sus variedades y mezclas.

Análisis Nutricional

Por su valor nutricional y menor aporte calórico, deben seleccionarse los de menor contenido en grasas.

El contenido en azúcar es elevado y similar en todos, del 13 al 15%.

Los más grasos son los elaborados a base de nata o los que llevan nata en su composición.
Esto puede comprobarse en la lista de ingredientes del etiquetado.

Si tenemos en cuenta que el contenido en azúcar es elevado y similar en los diferentes tipos (del 13 al 15%), debemos seleccionar aquellos con menos grasas o los que tengan un valor nutricional añadido extra, como frutas.

Los aditivos utilizados suelen estar en mayor proporción en los elaborados a base de leche ya que presentan mayor dificultad a la hora de homogeneizar, estabilizar o congelar el producto.

Por orden de preferencia a la hora de seleccionar el helado, establecería:

Sorbetes de frutas, de leche, helados de frutas, de leche, de crema y de nata, siendo los mantecados los menos recomendados por su mayor aporte en grasas.

Por su contenido en azúcares, las personas con glucosa elevada deben controlar o evitar su consumo.

Igualmente puede utilizarse ese contenido en azúcares como medio para reponer rápidamente energía.


Compartelo con tus amig@s: