Entradas

bascula

Anorexia e VIH: recomendaciones


Recomendaciones para el paciente con VIH y anorexia

La pérdida de peso se ha señalado como un factor pronóstico de desarrollo de SIDA. La inanición es una causa importante de mortalidad en los pacientes con infección por VIH.

La falta de apetito o anorexia es uno de los factores que más fácil puede tratarse y que mayor beneficio reporta ya que el adecuado estado nutricional mejorará el pronóstico y retrasará el desarrollo.

Además de la anorexia, la medicación provoca en ocasiones pérdida de peso, vómitos y diarreas y malabsorción, lo que a su vez ocasiona déficits nutricionales, pérdida de masa muscular, etc.

Es conocido el papel que juegan vitaminas y minerales. Se calcula que la mayoría de los pacientes con SIDA no alcanzan el 50% de las recomendaciones de nutrientes, minerales y vitaminas, siendo la carencia de vitamina A de las más conocidas.

anorexia e vih

Origen de la anorexia

La anorexia tiene varios orígenes, entre los que se encuentran:

  • fiebre
  • infecciones oportunistas
  • trastornos gastrointestinales
  • lesiones orales y esofágicas
  • cambios en el gusto
  • diarrea, malestar gástrico o digestivo
  • fármacos
  • factores económicos, sociales

Recomendaciones nutricionales de la anorexia

Existen 4 aspectos importantes a considerar en pacientes con VIH:

  1. Evitar la pérdida de peso y masa magra
  2. Mejorar la convalecencia, especialmente en caso de infecciones oportunistas
  3. Evitar déficits de macronutrientes y micronutrientes
  4. Evitar infecciones de origen alimentario

El diagnóstico precoz de la anorexia en el paciente con VIH es esencial. Debe monitorizarse el peso corporal.

Los avances en el desarrollo de fármacos y el diagnóstico precoz son sido factores claves para mejorar el pronóstico de la infección por VIH. El desarrollo hacia SIDA es cada vez menos frecuente y su pronóstico es mucho mejor, a pesar del aumento inesperado en las cifras de infección mundial por VIH.

Aunque los siguientes consejos están orientados al paciente VIH con anorexia, recomendaciones similares pueden aplicarse en personas que padezcan anorexia.

La dieta debe basarse en una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes según las necesidades de cada paciente. No hay evidencia de que los pacientes infectados con VIH asintomáticos requieran una alimentación diferente a la población sana.

Se debe investigar las causas de la anorexia y tratarlas antes de dar recomendaciones alimentarias. Para valorar la eficacia del tratamiento deben valorarse los parámetros antropométricos, así como valores hematológicos de proteínas y albúminas plasmáticas, parámetros sencillos y de fácil determinación. También pueden pedirse registros de ingesta, que son muy útiles y proporcionan información de primera mano sobre la ingesta del individuo.

La realimentación siempre debe ser prudente y progresiva y a medida que se vaya produciendo mejoría iremos readaptando el contenido de la dieta para hacerla con las proporciones apropiadas de cada nutriente. En individuos predispuestos puede producirse aumentos de lípidos plasmáticos, en cuyo caso debe disminuirse el aporte de grasas y azúcares de la dieta.

La vitamina A, la niacina, la vitamina C y el zinc parecen ser buenos indicadores y predictores de progresión de SIDA.

Tratamiento dietético de la anorexia

Los pacientes con anorexia suelen tener poca iniciativa a la hora de realizar muchas comidas o comidas de alto valor energético o proteico. Uno de los tratamientos más eficaces y sencillos es el de aumentar el número de tomas.

  • Hacer comidas frecuentes pero menos voluminosas
  • Aumentar el valor calórico de las ingestas sin aumentar excesivamente el volumen de las comidas (ver tabla)
  • En el caso de aversión a algún alimento o alimentos, consumir alimentos que tengan similar valor nutricional
  • Evitar la ingesta de bebidas o líquidos durante las comidas
  • Servir los alimentos a la temperatura adecuada
  • En general y a menos que sea una preferencia personal, no ofrecer comidas muy olorosas ni picantes
  • Evitar las bebidas alcohólicas, a menos que sea una copa de vino y resulte aperitivo
  • Cuidar la presentación de los platos
  • Intentar no comer sólo

Recomendaciones para aumentar el valor energético y proteico de la dieta

AlimentosRecomendaciones
LecheEnriquecer la leche con leche en polvo desnatada. También puede usarse en purés, batidos. Añadir fruta fresca para preparar batidos. Usar salsa bechamel para platos con verdura, pasta o patatas.
QuesosEn tortillas, purés de verduras. Rallado en sopas, cremas, purés, crepes, etc. Troceado en ensaladas.
YoguresEnriquecerlo con leche en polvo. Utilizarlo para preparar batidos de frutas, añadirle cereales de desayuno, frutos secos, azúcar. Usarlo para salsas en la ensalada.
HuevosAñadir huevo duro en ensalada o sopas. Batido puede añadirse a purés de patatas, sopas, cremas, batidos, etc. Añadir más claras al elaborar flan o natillas.
Carnes y pescadosAñadirlos a platos de verdura, ensaladas, guisos. Rellenar tortillas, patatas, berenjenas, calabacines, etc. Añadirlos a potajes de legumbres.
Frutos secos y frutas secasTrocearlos y añadirlos como complementos a ensaladas. También pueden tomarse entre horas o como aperitivos.
Azúcar, mielAgregar a zumos, batidos, postres.
Cacao en polvoAñadir a leche, batidos, postres.
PanAgregar pan frito estilo picatoste a las sopas, cremas.
Aceites y grasasUtilizar nata, crema, mantequilla, mayonesa. Agregarlos a salsa, purés, postres.

Tratamiento de la anorexia asociada a alteraciones en la boca / esófago

Cuando las causas de la anorexia son por alteraciones en la boca y/o el esófago, es necesario modificar la consistencia de los alimentos, temperatura o textura.

  • Adecuar la consistencia de la dieta: blanda, semisólida o líquida
  • Aumentar la densidad calórica
  • Evitar alientos ácidos, irritantes, picantes
  • Evitar alimentos que pueden causar traumatismos en la cavidad oral
  • Suele hacerse necesario beber pequeñas cantidades de líquido en las comidas para tragar
  • Las comidas frías suelen ser más aceptadas y calman el dolor
  • Mantener una adecuada higiene oral y dental

Recomendaciones para la prevención de infecciones alimentarias

Toda inmunodeficiencia se asocia a un incremento en el riesgo de contraer enfermedades. Estas incluyen enfermedades transmitidas por alimentos o por microorganismos presentes en alimentos como los huevos, la carne, el pescado, las verduras, etc.

El riesgo de infección de enfermedades transmitidas por alimentos puede disminuir con sencillas prácticas de manipulación e higiene de alimentos. El contacto con microorgnismos produce infecciones en ocasiones largas y a veces difíciles de tratar con antibióticos, por lo que la prevención y la higiene alimentaria son fundamentales.

Suplementación nutricional

La suplementación oral está indicada cuando no se alcanzan las necesidades energéticas y de nutrientes o cuando es necesario aumentarlas.

Siempre que sea posible es preferible hacer purés y batidos caseros si no se puede comer. Existen fórmulas de nutrición enteral adaptadas a pacientes con VIH, aunque es preferible que consultes previamente con tu médico, revise tu estado de salud y trae adecuadamente la carencia. Quizá te recomiende que acudas a un Dietista Nutricionista.

Aunque es frecuente el uso de suplementos vitamínicos, muchos estudios resultan contradictorios, y también se ha descrito el aumento en la producción de virus como consecuencia de suplementación.

Un Nutricionista puede ayudarte a prevenir carencias nutricionales y enseñarte a llevar una adecuada alimentación, con complementos dietéticos cuando sea necesario. El uso de suplementos siempre debe ser aprobado en última instancia por tu médico.


Compártelo con tus amig@s: