colesterol hta

Hipertensión arterial y colesterol


Hipertensión arterial y colesterol

La presión arterial es la fuerza o tensión que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos.

El corazón actúa como el generador de la fuerza y los vasos sanguíneos como los receptores de esa fuerza, adaptándose a ella gracias a las fibras musculares que poseen en sus paredes.

Con los años se pierde parte de este poder de adaptación y flexibilidad, hecho que puede acrecentarse con otros factores como niveles altos de colesterol.

hipertensión y colesterol

Hipertensión arterial: ¿Qué es?

Los valores normal y óptimos en mm de Hg (milímetros de mercurio) son:

  • Óptima <120 sistólica y <80 diastólica
  • Normal 120-129 sistólica y de 80-84 diastólica

Se considera hipertensión con cifras superiores a 140/90 mm Hg o:

  • Normal-Alta 130-139 sistólica y 85-89 diastólica
  • Alta-Hipertensión >140 sistólica y >90 diastólica

Hipertensión arterial: ¿Qué produce?

La presión elevada hace que los vasos sanguíneos se endurezcan por la acumulación de placas de calcio.
El corazón aumenta su trabajo y tamaño, lo que puede conducir a insuficiencia cardíaca y riesgo de infarto.
La presión alta y contínua en el riñón produce daños en su función e insuficiencia renal.

En el cerebro pueden producirse roturas de capilares sanguíneos dando lugar a hemorragias cerebrales que pueden llegar a ser extremadamente graves.

En general es una enfermedad sin síntomas lo que la hace más grave.

Hipertensión arterial y factores de riesgo

Existen factores de riesgo asociados a la hipertensión. El contar con uno o más de ellos aumenta la probabilidad de sufrirla. Pueden clasificarse en factores externos y no modificables y factores de riesgo asociados

Factores externos no modificables:
  • Genéticos: mayor riesgo de hipertensión con progenitores hipertensos
  • Edad: A mayor edad, mayor riesgo de hipertensión
  • Raza: Los individuos de raza negra tienen mayor probabilidad y peor pronóstico
  • Sexo: Predomina a partir de 55 años en los varones, y tras la menopausia en las mujeres
Factores de riesgo asociados:
  • Colesterol elevado: aumenta el riesgo de accidente cerebro-vascular y cardíaco
  • Sobrepeso: El sobrepeso aumenta el riesgo de sufrir hipertensión
  • Tabaco: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Sal: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Sedentarismo: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Café: Aumenta el riesgo de hipertensión
  • Estrés: Aumenta el riesgo de hipertensión

¿Soy hipertenso?

Acuda a su médico, el es quien puede diagnosticar la hipertensión.

Si posee algún aparato fiable de medición y en buen estado, siga las instrucciones del fabricante y:

Tome la medición durante varios días seguidos, sentado y relajado. La ropa no debe oprimirle el brazo y debe estar a ser posible con la vejiga urinaria vacía.

No debe haber comido, bebido, fumado, ni haber hecho ejercicio en los últimos 30 minutos anteriores.

Si en estas condiciones las cifras superan 140 y/o 90 mm Hg consulta con tu médico.

El Colesterol

Es una grasa imprescindible en el cuerpo humano, forma parte de cada una de nuestras células e interviene en la formación de vitaminas y hormonas.

Procede tanto de nuestra alimentación, como del hígado, en donde se puede fabricar, y circula por la sangre transportado por unas sustancias transportadoras especiales denominadas “lipoproteínas”.

colesterol bueno y malo

El colesterol viaja por la sangre en dos lipropteínas diferentes y que dan nombre al colesterol:

  1. LDL -Low Density Lipoprotein o lipoproteína de baja densidad- o colesterol malo, porque se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos, elevando el riesgo de sufrir hipertensión arterial y todos los problemas ya enumerados.
  2. HDL -High Density Lipoprotein o lipoproteínas de alta densidad- o colesterol bueno, no se deposita y actúa eliminando el exceso depositado llevándolo al hígado en donde se metaboliza y se destruye.

Hipercolesterolemia: ¿Qué es?

Es un nivel elevado, excesivo de colesterol en la sangre. Se muestran los valores de colesterol sanguíneo deseables -en mg/dl-

  • Colesterol total deseable: <200 y LDL colesterol: <130
  • Colesterol total límite: 200-239 y LDL colesterol: 130-159
  • Colesterol total alto: >240 y LDL colesterol alto: >160

Las causas de la hipercolesterolemia son múltiples y suelen están relacionadas entre sí:

  • Alimentación inadecuada, rica en grasas animales
  • Problemas de metabolismo o fabricación y destrucción del colesterol en el hígado
  • Enfermedades: hereditarias, renales, diabetes…
  • Medicamentos
  • Hipercolesterolemia familiar

Además existen ciertos factores que facilitan el desarrollo de la enfermedad:

  • Obesidad
  • Ser hombre
  • Tabaco

Tan importante es tener un nivel bajo de LDL colesterol, como tener un nivel alto de HDL, ya que como hemos visto, actúa contrarrestando la acción del colesterol LDL.

Por eso resulta muy importante que además de una dieta para hipercolesterolemia se incluyan alimentos que aumenten el colesterol HDL, como alimentos ricos en grasas poliinsaturadas.

La población hipertensa tiene mayor probabilidad de desarrollar elevados niveles de colesterol. Por ello debe

  1. Controlar su peso
  2. Practicar ejercicio físico moderado
  3. Moderar o restringir el consumo de sal, grasas saturadas -embutidos, mantequilla…-, alcohol y tabaco
  4. Aumentar el consumo de verduras, frutas, hortalizas, pescado azul, aceite de oliva e hidratos de carbono complejos -pan, pasta, arroz…- y preferiblemente integrales.

Tratamiento herbomedicinal

El espino blancoCrataegus laevigata– puede reducir la resistencia vascular según se ha demostrado en algunos estudios.

Cuando se usa en combinación con fármacos antihipertensivos puede ocasionar reducciones adicionales de la presión arterial.

Los sujetos hipertensos no deben consumir esta planta sin supervisión y deberán ser vigilados con frecuentes monitorizaciones de su presión arterial.


Compártelo con tus amig@s: