diabetes gestacional

Diabetes gestacional


Diabetes gestacional y dieta

La diabetes gestacional es una alteración del embarazo asociada a alteraciones del metabolismo de los carbohidratos.

Se observan dos tipos:

  1. Diabetes pre gestacional: Mujeres ya enfermas de diabetes y que quedan embarazadas con o sin planificación previa.
  2. Diabetes gestacional. Mujeres previamente con valores de glucosa en sangre normales
    y que a lo largo del embarazo desarrollan una alteración del metabolismo de los carbohidratos que desaparece al finalizar la gestación.

Un aspecto muy importante del tratamiento es el plan de alimentación que deberán seguir las mujeres con Diabetes gestacional y Diabetes pre gestacional a lo largo de la gestación.

diabetes gestacional

No existe una dieta diabética sino un plan de alimentación individualizado y personalizado según los hábitos dietéticos, factores de estilo de vida y objetivos de tratamiento de cada paciente en particular.

El seguimiento de los parámetros metabólicos de perfil glucémico, hemoglobina glicada, perfil lipídico, tensión arterial, función renal y peso corporal, así como la valoración de la calidad de vida del paciente son esenciales para asegurar unos resultados satisfactorios.

Un aspecto fundamental para conseguir estos resultados es facilitar al paciente y familia un adecuado proceso de educación terapéutica y nutricional.

Objetivos del tratamiento dietético en la diabetes gestacional

Los objetivos nutricionales en la mujer embarazada están enfocados a proporcionar una nutrición adecuada tanto para la madre como para el feto, con la finalidad de poder suministrar el aporte energético y nutricional suficiente que garantizan el desarrollo y aumento de peso deseado.

Los objetivos generales de la terapia nutricional son:

  • Conseguir unos óptimos resultados de control metabólico
  • Prevenir y tratar las complicaciones crónicas de la diabetes
  • Mejorar el estado de salud general sobre la base de realizar una alimentación adecuada y más actividad física
  • Valorar las necesidades nutricionales individuales según la etapa fisiológica del paciente
  • Considerar los aspectos culturales y de estilo de vida, respetando los deseos personales y la voluntad del paciente
  • Realizar una constante educación alimentaria

Consejos dietéticos en la Diabetes pre gestacional

Los requerimientos nutricionales son superponibles a los de cualquier mujer gestante. El control metabólico se tendrá que adaptar a otros aspectos terapéuticos involucrados en el tratamiento de la diabetes como la insulina.

El aporte energético se incrementará en el segundo y tercer trimestre en 300 calorías/día.
El aumento de peso deseado y recomendado debe oscilar en 9 y 12 Kg, si bien esta cifra puede modificarse en función del peso previo a la gestación y estado nutricional de la madre.

Con relación al consumo de proteínas el aumento oscilará en unos 10 g/día de proteínas de alto valor biológico, sobre el aporte habitual del adulta de 0,75 g/kilo de peso/día.

Se recomienda además en todas las mujeres gestantes aumentar el aporte de ácido fólico a 400 ug/día en el primer trimestre de embarazo con el objeto de minimizar posibles trastornos en el desarrollo del tubo neural.
En las mujeres diabéticas que planifican su embarazo es preferible iniciar este aporte suplementario de ácido fólico antes del mismo.

Consejos dietéticos en la Diabetes gestacional

Se trata de una alteración en la tolerancia a los carbohidratos que suele diagnosticarse entre el segundo y tercer trimestre de gestación. La incidencia es de un 7% (1-14%), y suele controlarse con modificación de los hábitos dietéticos-nutricionales e incremento de ejercicio ya que generalmente desaparece al finalizar con el nacimiento del niño.

La intervención terapéutica esta orientada en minimizar los niveles de glucemia postprandial -tras las comidas- ya que cuando más altos son estos niveles, mayor es el riesgo de que el feto sufra.

El primer objetivo es la intervención dietético-nutricional orientada a disminuir las elevaciones glucémicas post prandiales. Ello se consigue mediante la adecuación del aporte calórico en función del peso, por lo que la valoración individual es prioritaria.

De forma global se recomienda en las gestantes sobre su peso real o actual un aporte energético de:

  • Normopeso: 30 Kcal/kg/día
  • Obesas: 25 Kcal/kg/día
  • Obesas mórbidas: 15 Kcal/kg/día.

La distribución de los diferentes nutrientes será:

Hidratos de carbono; de un 45-60%. Se eliminan absolutamente los hidratos de carbono de absorción rápida: mono y disacáridos de los azúcares refinados.
Es fundamental una distribución en 6 tomas de los hidratos de carbono complejos a lo largo del día, insistiendo en la toma de la media mañana, por la hipoglicemia fisiológica habitual de la gestante. La distribución proporcional en las diferentes tomas a lo largo del día evita posibles picos postprandiales así como la producción de cuerpos cetónicos

La fibra dietética soluble e insoluble debe estar presente de forma constante en una cantidad de 30 g/día.

Proteínas de alto valor biológico. Entre el 13 y el 15% del valor energético total y que oscilará entre 1 a 1,5 g/Kg/día en la mujer adulta, aumentando en las adolescentes a 1,5 a 1,7 g/kg/día

Grasas: 30- 35% del valor energético total repartidas de la siguiente forma:

  • Ácidos grasos saturados: ≤ 10%
  • Ácidos grasos monoinsaturados: 15-20%
  • Ácidos grasos poliinsaturados: 7%
  • Omega 3: 1,3 a 3 g/día
  • Relación aconsejada de omega 3 /omega 6 : 1/ 15 a 1/50

La práctica de ejercicio adaptado a las limitaciones propias de la gestación es sumamente recomendado ya que estudios realizados han demostrado ser tan eficaces como la administración de insulina.

Si los objetivos de control metabólico no se consiguen con dieta y ejercicio (recomendable glucemias basales < 90 mg/dl ó, a los 60 minutos después de las ingestas < 140 mg/dl ó, a los 120 minutos <120mg/dl) deberá iniciarse tratamiento con insulina adecuándose la pauta para evitar hipoglucemias.