ostras

Zinc: recomendaciones dietéticas


Zinc

El zinc es un micromineral necesario en la dieta. El zinc es un microelemento, lo que quiere decir que es necesario en pequeñas cantidades, como las vitaminas.

Y al igual que con las vitaminas, su carencia puede provocar diferentes alteraciones.

ostras: ricas en zinc

Es una de las sales minerales imprescindible en multitud de reacciones químicas, relacionadas con el sistema inmune, cicatrización de heridas, función tiroidea, visión, etc. Se encuentra asociado a los 6 tipos de enzimas diferentes existentes. Sus funciones biológicas incluyen la replicación del ADN.

  • Se absorbe en su mayoría en la primera porción de intestino delgado.
  • No se encuentra libre como iones, si no que está ligado en su mayoría a la albúmina.
  • Sus recomendaciones no dependen del sexo
  • Las recomendaciones dependen del peso del individuo
  • Se absorbe sólo en un 30%
  • Se absorbe mucho menos cuando se encuentra en presencia de fitatos

Aunque se encuentra en multitud de alimentos, los alimentos más ricos en zinc son de origen marino y poco frecuentes en la dieta

Déficit

Su carencia no es infrecuente aunque sea más rara en países más industrializados.
Algunos de los síntomas de carencia son crecimiento lento, niveles bajos de insulina, pérdida de apetito, irritabilidad, pérdida de pelo generalizada, escaso sentido del olor y gusto, diarreas, y náuseas. Una deficiencia moderada está asociada con desordenes intestinales que cursan con problemas de malabsorción, enfermedades crónicas o fallo renal.

Ingesta recomendada de zinc

La Ingesta Recomendada (IR) para la población española en 2010 es de 10-11 mg / día para hombresy de 8 mg / día para mujeres

No obstante estas recomendaciones son discutidas y existe gran controversia a cerca de las necesidades reales. La OMS establece un rango más que a un valor por las diferencias de biodisponibilidad.

La WHO/OMS en 2004 calcula en hombres unos valores de 4,2 mg/día para zinc muy biodisponible (50%) a 14 mg/día para zinc poco biodisponible (15%);
Para mujeres, 3,0 mg/día para zinc muy biodisponible (50%) a 9,8 para zinc poco biodisponible (15%)

Alimentos ricos en Zinc

Biodisponibilidad e interacciones

Como decimos es muy importante considerar la biodisponibilidad. Como en el caso del hierro, la absorción de zinc se ve afectada por la presencia de otras sustancias.

Los fitatos son sustancias que capturan o quelan el zinc, impidiendo y/o disminuyendo su absorción.
Los fitatos se encuentran principalmente en vegetales y cereales, especialmente consumidos crudos, cereales, legumbres, frutos secos y semillas.

Los fitatos son antinutrientes, en tanto en cuanto tienen la capacidad de unirse a nutrientes e impedir su absorción.

A medida que aumenta la ingesta de fitatos, la de zinc disminuye pudiendo llegar a limitar la absorción al 15% del total ingerido. 

absorción zinc

Absorción total predecida en relación a la cantidad de fitatos de la dieta.

Tiene gran interacción con la penicilamina, un fármaco utilizado en la artritis reumatoide o en la enfermedad de Wilson, disminuyendo su absorción, por lo que debe tomarse con al menos 2 horas de diferencia.

Puede interactuar con antibióticos de quinolona y del grupo de las tetraciclinas. El zinc disminuye la absorción de quinolonas. En el caso de las tetraciclinas, las ataca en el estómago, disminuyendo la cantidad de antibiótico absorbida. Para evitar ambas interacciones, los suplementos deben tomarse de 4 a 6 horas después del antibiótico, o 2 horas antes del antibiótico.

También puede modificar la absorción de los suplementos de calcio, por lo que deben tomarse separados.

También podría interaccionar con otros minerales como el hierro, el cromo, cobre, ácido fólico, magnesio, manganeso o vitaminas como la riboflavina (vitamina B2).

El café negro o sólo reduce la absorción de suplementos con sulfato de zinc en un 50%, aunque se desconoce el mecanismo por el que se produce la interacción.

Evidencia científica actual

Ha demostrado ser eficaz para tratar la carencia de zinc, como es lógico. En toda carencia nutricional, ésta se trata exitosamente con el nutriente que produce la carencia.
Sin embargo como norma, no es recomendable ingerir suplementos periódicamente.

Es muy posiblemente eficaz para reducir la diarrea en niños malnutridos y/o con bajos niveles de zinc y tratar la enfermedad de Wilson, una enfermedad genética poco frecuente.

También se estudia su posible eficacia para:

  • reducir la duración del resfriado común, aunque no parece ayudar a prevenir su aparición
  • tratar el acné, combinado con eritromicina
  • en la debilidad ósea y osteoporosis, ya que una ingesta de zinc insuficiente parece tener relación con una masa ósea menor
  • en la degeneración macular asociada a la edad
  • en el aumento de peso, anorexia
  • herpes simple, cuando se aplica directamente sobre la piel
  • mejorar la curación de quemaduras
  • en pasta de dientes y enjuagues para prevenir la gingivitis

Dosis de uso constatadas

Las dosis siguientes se han utilizado de forma habitual en la literatura científica:

Por vía oral:

  • Para el tratamiento del resfriado común, una dosis que proporcione de 9 a 24 mg en su forma elemental.
  • Para la diarrea, de 10 a 40 mg / día.
  • En la osteoporosis, se ha utilizado 15 mg combinados con 5 mg de manganeso, 1000 mg de calcio y 2,5 mg de cobre.

Por vía tópica aplicada a la piel:

  • Para el acné común, acetato de zinc al 1,2% con eritromicina al 4%, aplicada dos veces al día.
  • Para infecciones de herpex simple, sulfato de zinc al 0.25% aplicado de 8 a 10 veces al día, u óxido de zinc al 0.3% con glicina cada dos horas.

Zinc: Precauciones, riesgos, toxicidad

La concentración en los suplementos varían de uno a otro siendo hasta 37 veces la cantidad aportada en referencia a las recomendaciones diarias de este mineral.

Parece ser seguro en la mayoría de adultos cuando se aplica en la piel sana o se toma de forma oral.

No deben sobrepasarse en ningún caso dosis de 40 mg diarios.
Tomar altas dosis de zinc no es seguro

Aunque existen sprays nasales con zinc las autoridades sanitarias norteamericanas han advertido que los sprays nasales con zinc no son seguros ya que pueden producir pérdida permanente del olfato.

El zinc puede tomarse durante el embarazo y la lactancia en las dosis recomendadas.

Especialmente en dosis mucho mayores a las recomendadas, su uso puede causar diarrea, nauseas, vómitos, sabor metálico, dolor estomacal y otros efectos secundarios.

aviso

 

Si padeces VIH / SIDA no debes bajo ningún concepto tomar suplementos con zinc sin supervisión.
La evidencia apoya el hecho de que la suplementación disminuye el recuento de CD4