pescado crudo

Peligros del pescado crudo


Pescado crudo

En algunas culturas, comer pescado crudo es una tradición desde tiempos lejanos. En España se ha popularizado también su consumo especialmente servido como sushi.

Sin embargo, existen ciertos riesgos y precauciones que deben tenerse en cuenta a la hora de consumir pescado crudo.

Algunas personas no deben comer pescado crudo ya que podría empeorar una enfermedad preexistente o poner en riesgo el feto.

pescado crudo

Quienes no deben comer pescado crudo

Aunque es indiscutible el beneficio del pescado, algunas personas no deberían consumirlo crudo, ya que el riesgo-beneficio para estas personas, es mucho mayor que para otras: el riesgo de intoxicación alimentaria es mayor y su efecto más peligroso.

Las siguientes personas deben evitar el consumo de pescado fresco crudo:

  • Ancianos
  • Niños muy pequeños
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con el sistema inmunitario comprometido
  • Personas con niveles de ácido gástrico disminuido

Merece mención especial para el emperador o pez espada o el atún rojo: por el contenido en mercurio de estos pescados su consumo debe evitarse en ciertas personas y restringirse al máximo en adultos.

Síntomas frecuentes de intoxicación por pescado crudo

  • Sentimiento de lleno estomacal anormal
  • Dolor abdominal, pinchazos, retortijones
  • Náuseas, vómitos
  • Diarrea
  • Deshidratación
  • Fiebre

Aunque la mayoría de las veces no se trata de situaciones graves, en ocasiones puede requerir el ingreso y observación en un hospital.

Las bacterias son las principales responsables de intoxicaciones alimentarias. Pueden aparecer en el alimento cuando lo compras, durante su troceado, por contaminación con superficies no higiénicas o por dejar simplemente más de dos horas un alimento destapado en una cocina.

En la cocina deben contemplarse siempre normas de higiene y limpieza que eviten la proliferación de bacterias y hongos: Es importante tener unos buenos hábitos de manipulación e higiene de alimentos.