piramide alimentacion

La Dieta Mediterránea


La Dieta Mediterránea es una forma de alimentación, un estilo de vida que incluye además de un forma de alimentación, actividad física y ocio al aire libre.

La Dieta Mediterránea es una dieta variada, nutritiva, apetecible y saludable, que además ayuda a prevenir enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación. Es desde 2010 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

¿Sabes qué alimentos la componen o que enfermedades ayuda a prevenir?

Características de la Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea ha conseguido demostrar científicamente ser una dieta correcta, saludable y que además ayuda a prevenir enfermedades.

Está caracterizada por el elevado consumo de cereales, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y pescados, incluyendo el aceite de oliva como fuente principal de grasas y con bajo consumo de grasas saturadas, todo ello en un entorno de hábitos saludables.

Características de la Dieta Mediterránea:

  • Bajo contenido en grasas saturadas y proteínas de origen animal, siendo el consumo de legumbres más elevado.
  • Consumo elevado de grasas insaturadas procedentes principalmente del aceite de oliva, rico en ácido oleico (ácido graso monoinsaturado) y de los pescados azules, ricos en ácidos grasos omega 6 y omega 9 (ácidos grasos poliinsaturados)
  • Rica en hidratos de carbono procedentes de los cereales enteros o integrales
  • Alto en fibra, vitaminas minerales y otros antioxidantes presentes en todo tipo de frutas, frutos secos, verduras y legumbres, que se consumen con alta frecuencia
  • Utilización de técnicas culinarias sencillas como las ensaladas, el hervido y asados con aliño de aceite de oliva en crudo.

Beneficios de la Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea se ha estudiado y sigue estudiándose en todas sus características.

Los beneficios probados y más importantes son 3:

  1. Las vitaminas, minerales y antioxidantes se relacionan con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer
  2. El aceite de oliva, el pescado azul y los frutos secos reducen el nivel de colesterol previniendo el riesgo cardiovascular y protegiendo frente a enfermedades cardiovasculares
  3. La fibra procedente de cereales, leguminosas, frutas y verduras tiene un efecto beneficioso favoreciendo el tránsito intestinal y en general contribuye a equilibrar el perfil calórico de la dieta

dieta mediterranea

Alimentos que constituyen la Dieta Mediterránea

Esta es la lista de la compra de alimentos típicos y básicos que componen la Dieta Mediterránea.

  • Los alimentos frescos, en su forma natural -no envasados ni congelados- y de temporada
  • Las legumbres: lentejas, judías y garbanzos, muy características de nuestra gastronomía
  • Las verduras y frutas, ricos en fibra, vitaminas y minerales, verduras frescas consumidas en forma de ensaladas
  • Los cereales, derivados y alimentos ricos en hidratos de carbono complejos -pan, pasta, arroz, patatas- como alimentos básicos
  • El pescado preferentemente azul (caballa, sardinas, anchoas, atún…)
  • Leche y productos lácteos como el yogur, arroz con leche, cuajada, etc, y queso en cantidad moderada
  • El aceite de oliva como grasa de elección en la elaboración y condimentación de los platos
  • Frutos secos (nueces, avellanas, almendras…) en cantidad moderada

Decálogo de la Dieta Mediterránea

  1. Consumir alimentos vegetales en abundancia: Frutas, verduras, hortalizas, Legumbres y Frutos secos.
    Se recomienda comer al menos 5 raciones de fruta y verdura al día, normalmente repartidas en 3 tomas de fruta, y 2 de verdura, de las cuales una será cocinada y otra verdura fresca
  2. Los cereales, pan, pasta, arroz y sus productos integrales son alimentos imprescindibles por su alto contenido en hidratos de carbono complejos, y deben consumirse varias veces diariamente
  3. Utilizar el aceite de oliva como grasa de elección en la elaboración y preparación de platos
  4. Consumir pescado regularmente
  5. Consumir carnes rojas ocasionalmente, a ser posible acompañadas de platos a base de verduras y cereales
  6. Preferir los alimentos frescos o poco procesados
  7. La fruta fresca debe ser el postre habitual, reservándose dulces para ocasiones especiales
  8. El agua es esencial en la dieta. El vino es también un alimento tradicional en la dieta mediterránea, pero debe tomarse con las comidas y con moderación (una copa de 125ml)
  9. Consumir diariamente productos lácteos.
  10. Llevar una vida activa realizando ejercicio físico contribuye a mantener un peso adecuado e incrementar los beneficios de esta alimentación.

Compártelo con tus amig@s: